Quiero destacar este, quizá extraño titulo de este artículo y es que creo que resume perfectamente la opinión que hay en el mercado, o al menos en la mayoría de él.

Y es que, si preguntan a la mayoría de los que estamos en esto, lo más normal es que te contesten con un no lo sé, o que puede pasar cualquier cosa, habrá quien diga que los mercados bajaran y quien que no hay duda de que subirán.

Y no se trata solamente de ver que quien lo dice es vendedor o comprador, que podíamos llegar entonces a pensar en intereses particulares para decir una cosa u otra, no, la verdad es que esta duda está en todo el mundo, lo digan o no lo digan. Veamos:

Tal y como se nos muestra la campaña estaría claro una subida del precio de los vinos, unido a una fácil comercialización, tanto de la cosecha, como de los excedentes, que se reducirían bastante con respecto a otros años. Esto es así y ya estamos casi hartos de repetirlo, la situación en el ámbito mundial está de esta manera, una cosecha muy corta, de las menores y generalizadas en todos sitios.

A esto unimos una, de momento al menos, subida importante de consumo y exportaciones, al irse liberando el turismo y las personas en cada país, flexibilizando bastante las salidas a bares, restaurantes, etc.

Mirando todo esto la situación parece meridianamente clara, la subida y fácil comercialización sería segura, y puede ser que estas circunstancias hagan que suba el precio y la demanda de vinos. Y aunque sea vaticinar a más largo plazo, si las condiciones climáticas no acompañan, como hasta ahora la lluvia no está acompañando, pudiera afectar a la nueva cosecha, aparte de las incidencias climáticas puntuales cuando llegue el tiempo de brotación, heladas, granizo, etc.

Cualquiera que lea esto, hasta aquí sea ducho o lego en el sector, diría eso, que la situación de campaña se nos ofrece clara y sin dudas

Sin embargo, no todo es así. Ahora viene la parte negativa.

Y es que en estos momentos los mercados los tenemos parados, sin apenas operaciones, el precio de los graneles, de vendimia a aquí han bajado algo, y hay cierto pesimismo en muchas bodegas al ver que los primeros principios no se van cumpliendo exactamente como eran sus deseos. Y, groso modo si alguien viera el mercado, sin ver antecedentes, como está ahora creo que diría que está bastante claro que los mercados van a bajar a lo largo de los meses sucesivos si no cambia la situación.

Y es que las ventas de graneles van lentas porque las ventas de embotellados van lentas también, no se compra, sencillamente porque no se vende. Dejando a un lado lo que ya hemos comentado y no lo volveré a hacer en este comentario, de logística, encarecimiento de productos satélites del vino, etc. Creo que en la sociedad hay un cierto temor a una crisis económica, no ven clara la situación, en muchos sitios europeos han vuelto las confinaciones, con el consiguiente frenazo en los consumos. Y, como siempre sabemos, ante una crisis económica los productos que no son de primera necesidad se van dejando de lado. El sector industrial, en la mayoría de los casos, por mucho que se diga, no termina de levantar cabeza.

Y ahora tiene que bregar con las grandes superficies, empezar a presentar plantillas de precios con una subida importante de precios en la mayoría de los casos, y que se las acepten o no haya quien intente coger mercado a base de no subir precios, que hay quien lo puede hacer. Ya veremos hasta donde pueden llegar y si las ventas se reducen al subir precios

Y si la compra de uva está amparada por no poder hacerlo por debajo del coste de producción ¿por qué no se saca una igual para el vino embotellado que proteja al industrial? Lo veo raro, raro, raro…

Y saben que les digo que ambas situaciones son perfectamente posibles a lo largo de la campaña, yo, sinceramente, puedo apostar por las dos o por ninguna, ya que creo que todo puede pasar, estamos ante una rara campaña, como lo han sido las ultimas que hemos tenido en la que, creo, puede pasar cualquier cosa, esperemos que se cumpla la primera, quizá la que más posibilidades tenga y todo sea un camino liso, sin piedras y floreado…

¡¡¡Cuídense!!! Y ya saben, promocionemos el vino… MEJOR CON VINO

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *