Quizá puedan decirme que me adelanto demasiado en este comentario al tema que voy a tratar, pero creo que los problemas, cuanto antes se intenten comenzar a solucionar, más fácil será. Me quiero referir a la próxima campaña y más concretamente a la vendimia y a la comercialización de lo que nos sobre esta campaña más lo que nos venga en la próxima vendimia.

            Estoy seguro que muchos de ustedes ya se lo están planteando y ven la dificultad en ese futuro incierto. Y esto se contempla así desde todo el ancho espectro del sector, empezando por el agricultor, luego el elaborador y el industrial, todos ven una problemática, que quizá comience a solucionarse si se empieza a abrir el turismo y la restauración, nadie lo duda, pero que, seguro, que no será suficiente para desatascar el atoramiento que tenemos en cuanto a cantidad de vino y su comercialización, por desgracia creo que hasta volver a la tan nombrada normalidad, al menos en nuestro sector, nos queda más de una campaña para solucionar el problema de excedentes.

            Y empezamos por el agricultor. La verdad es que puede tener un doble problema, el primero el precio de la uva, el segundo, según zonas, el poder entregar su uva en alguna bodega, y pongo deliberadamente la palabra entregar, que no vender, ya que la problemática puede venir tanto si vende la uva, como si la entrega a una cooperativa, puede haber sitios donde sencillamente llenen bodega y no les quepan más uvas.

            Seguimos por el elaborador, si normalmente digo que de esto o salimos todos juntos o no salimos, aquí empieza a agrandarse esta idea. El agricultor merece un precio digno por su uva, nadie lo pone en duda, la célebre norma de pagar el precio mínimo de coste de producción, a la que, por supuesto tiene derecho y debe ser así, pero pasamos al que compra la uva, que está viendo estos últimos años que es él quien no cubre los gastos de producción, que compra la uva, la tiene que pagar a treinta días y luego tiene un largo año para vender, o no, como es el caso, su vino, y a coste inferior a lo que le ha costado elaborarlo, y, como es natural, también hay que mirar por él y no permitir que tenga perdidas, ya tenemos dos partes que normalmente están en conflicto y enfrentamiento por el precio de la uva y que ahora si tienen un factor en común: Los dios pierden dinero…

            Y pasamos a la tercera parte, la del industrial, aquél que compra el vino, lo embotella, añadiéndole los naturales costes de transporte, manipulación, personal, botella, caja, etc. Etc. Y ahora resulta que los bares y restaurantes donde los vendía, están cerrados, y tiene una serie de gastos fijos que están haciendo que su empresa se descapitalice y vaya abocada al cierre. Este tercero se une a las otras dos partes en lo común: Los tres están perdiendo dinero.

            Como verán, y a grandes rasgos, tenemos un problema ante nosotros y no pequeño, al que hay que intentar darle soluciones, pero que cubran a todos, no solo a una parte.

            Como pueden ver las actuaciones por parte de las ayudas tanto estatales como europeas, o no llegan o lo hacen tarde y con muy poca efectividad. Todas son necesarias y siempre hacen bien, malas no son, pero destilar en junio o julio, la verdad es que tiene muy poca efectividad sobre una campaña que ya termina.

            Echo de menos algunas ayudas, ya que se habla de ayudar al agricultor, por ejemplo, con una poda en verde, ayudas al elaborador destilando vinos primados para quitárselos de en medio, sin embargo, no veo unas ayudas contundentes a la comercialización y venta de vino, tanto nacional, como internacionalmente. Hace mucho tiempo que digo que el problema no es que nos sobre vino, es que nos faltan consumidores, y hacia ahí debemos enfocar una gran parte de las ayudas, ya que, en la cadena, si se vendiera mucho vino, los demás eslabones solucionarían también sus problemas. Es cierto que la pirámide puede irse disminuyendo conforme llegamos a la cúspide, la base, los agricultores, es más numerosa que los industriales, sin duda, pero no debemos olvidar a quien al fin y al cabo es quien saca definitivamente el producto del mercado, es cuando el vino realmente desaparece, y aunque se hacen campañas para promocionar el consumo, ya digo que echo de menos apoyos y ayudas más decisivas a esta parte del sector, muchas veces olvidada.

            El problema está expuesto y está ahí, y cuanto antes nos demos cuenta, lo sepamos asumir y lo intentemos remediar en lo posible, menos problema será. 

Recuerden lo que les digo, y se habrán dado cuenta que no he hablado de cosecha, ya que creo que da igual, cuanto mayor sea, mayor será el problema, pero el problema lo tendremos igualmente sea menor o mayor la cosecha. Y recuerden, digo, que la vendimia va a ser muy conflictiva, por precios, por capacidad, por compras, porque se puedan quedar uvas en el campo y por muchas otras circunstancias posibles, creo que, desde ya, se deberían reunir los actores afectados, y comenzar a negociar acuerdos, quizá haya que hacerlos a varios años y saber ceder en unos para compensar en otros. No sé, pero no estaría de más comenzar a hablar, sin vocear, a hablar y a tratar de aunar fuerzas para solucionar el problema de las uvas.

Y tampoco estaría de más, que los elaboradores, cooperativas, etc. comenzaran a hablar también con la parte siguiente, el industrial, para llegar igualmente a acuerdos. Y todos con las diversas administraciones para exigirles que las ayudas sean las necesarias o las máximas posibles y que estas, por favor, lleguen a tiempo, no es lo mismo retirar vino en diciembre o enero, que, en junio o julio, hay que activar esto lo antes posible.

Como ven, y ya termino, planteo un problema que seguro nos vendrá, con tiempo y quizá a tiempo, ya veremos si se deja pasar el tiempo o se empieza a coger el toro por los cuernos, desde ya. Mañana quizá sea tarde.

¡¡¡Cuídense!!! Y ya saben, promocionemos el vino… Todos juntos

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *