He querido partir este articulo en dos temas, en primer lugar, porque creo que es obligado hablar de la guerra de Rusia contra Ucrania y en segundo lugar porque hay que superar las trabas y mirar al futuro, y para eso hay que mirar y hablar del vino y mercados nacionales, más en estos días que tan importantes son, con las viñas brotando o a punto de hacerlo, para poder evaluar la cosecha, posibilidades climatológicas, etc. Etc.

Y es que de Ucrania poco es lo que hay que comentar ya que lo tenemos a diario y a todas horas en todos los medios informativos. Por lo que a nosotros nos toca, hay estudios que nos repercutirá en unos 42 millones de euros, si, pero puede ser mucho más, si contamos con países vecinos y antiguos satélites rusos que pueden hacer que el daño se incremente.

Hay ya empresas españolas, y dentro de ellas, algunas bodegas que han decidido cortar relaciones con Rusia y no vender nada, siguiendo las recomendaciones europeas. Otras, que tenían vendido vino ven con preocupación el cobro de la mercancía. Incluso me han comentado contenedores o traílers cargados de vino que se han quedado a medio camino y no ven posibilidades de entrar ya en Rusia, por el bloqueo que tienen, y ven, con igual preocupación, qué hacer con ese contenedor y los costes que le va a acarrear si ahora tiene que volver a la salida en lugar de entregarse en destino. O bien dejarlos estancados por si la situación pudiera cambiar a corto o medio plazo.

Hablando ya de nuestro mercado más cercano, la preocupación que se palpa en los mercados es grande, ya casi ni se habla del vino en sí, se habla más del entorno que lo rodea ya que parece que lo que menos importancia tiene es precisamente el vino que suba o baje unos céntimos. La preocupación viene, cada día más de escasez de productos y del continuo y desorbitado crecimiento de los gastos. Que llenar un deposito de gasoil de un camión al que le caben mil litros tenga ya un coste de prácticamente dos mil euros, cuando hace apenas un año no llegaba a mil euros. Que tengamos picos de coste de electricidad que superan los 700 euros kilovatio, que el IPC vaya a superar el 10%, los sueldos suban por un lado para quien los paga, pero que pierden poder adquisitivo para quien los cobra, creando un quebranto económico para ambas partes. Que se hable de desabastecimiento de productos, etc. Etc. Hacen que la subida de todos los productos que rodean al vino sea casi diaria, cartón, vidrio, plástico… y todo lo que vayamos mirando no tienen un precio fijo y hace que cuando se da un precio de venta de vino embotellado no se sepa si se podrá servir en primer lugar por falta de componentes, y si se le sacará algún beneficio por la subida de estos mismos componentes.

No quiero terminar este comentario sin hablar de la curiosidad que hemos tenido esta semana en el mundo de la viticultura, y es que este año y por primera vez en la historia las hectáreas de viñedo de la variedad tempranillo han superado a las hectáreas plantadas de Airén, en España, cosa que nunca había pasado. Y es que la uva manchega por antonomasia se va viendo remplazada por otras variedades más demandadas, en blancas por variedades foráneas, al menos de la Mancha, aunque sean españolas, así se ha plantado mucho macabeo, desde hace muchos años, y últimamente verdejo, moscatel, Chardonnay o Sauvignón Blanc entre otras, incluso albariño. Y la demanda de tinto ha hecho también que se plante merlot, Syrah, cabernet Sauvignón, Petit Verdot, pero sobre todo tempranillo, el tempranillo, sin duda reina de las tintas españolas, le ha ido comiendo terreno al blanco, hasta que, ya ven, este año, le ha superado a la Airén en hectáreas plantadas.

Lo que hay que tener es cuidado ya que cada vez hay más tempranillos de producciones altas, regadío, que no tienen nada que ver con los tempranillos que nos han dado tan merecida fama a nivel mundial. Hay que cuidar producciones y calidades, si no, de nada nos valdrá. De hecho, en estos momentos todos ustedes saben que hay tintos, y algunos son de tempranillo, que, a granel, se cotizan por debajo incluso que los blancos, cosa que ocurre muy pocas veces en la historia del mercado de vinos españoles.

Si desean ver el informe completo publicado por el MAPA, lo pueden hacer desde este enlace:

https://www.mapa.gob.es/es/agricultura/temas/regulacion-de-los-mercados/informepotencialviticola2022_tcm30-614225.pdf

¡¡¡Cuídense!!! Y ya saben, promocionemos el vino… MEJOR CON VINO

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.