Así de claro, tan sencillo y complejo a la vez. No busquemos complicados factores, ni queramos sacar falsas conclusiones. Miren, estamos frente a dos cosechas cortas, muy cortas, ya se nos ha olvidado cosechas normales de 45 a 47 millones de hectólitros o la cosecha récord de 53 millones en España. No tenemos nada de eso, y nuestros vecinos productores tampoco tienen cosechas excepcionales, pueden ser más o menos normales, pero no excepcionales. En otros tiempos, con estas cosechas en España y en la Unión Europea, los precios estarían disparados, o al menos en clara subida o animación. Sin embargo, me atrevo a decir que estamos ante el peor inicio de campaña de décadas atrás. Yo al menos no lo recuerdo y ya peino canas, como se suele decir.

Y si fuera este un problema nacional, tendría mejor solución, pero no, el problema es mundial, así de claro, globalizado en todo el mundo y no valen medias tintas, miren esta semana representantes de Australia en una feria donde iban creyendo que podrían vender el vino, dicen que se han vuelto con los bolsillos o mejor, la cartera, vacía de contratos, hasta comentaban bajar el precio del vino a cotas casi irrisorias, y nada de nada, el problema mayor no es el precio, por desgracia, si lo fuera sería solamente cuestión de bajar los precios, se cortaba la cabeza a la operación y listo, problema solucionado.

Aunque volveremos al tema, esta semana también nos llega una escueta noticia, y es que en Francia en la última década el consumo de vino tinto ha caído un tercio, es decir, sobre un 30%, una barbaridad para un país como Francia, de los que mayor consumo per cápita tienen en el mundo.

Cómo ya estamos acostumbrados, le echamos mucha culpa a la energía, al transporte, a los accesorios como vidrio, cartón, etc. Efectivamente eso ha hecho mucho, pero el problema principal, como les digo al principio es la caída del consumo a nivel mundial, agravado por la crisis, la guerra de Rusia, o lo que quieran pero el caso es algo muy sencillo y lo quiero resaltar con mayúsculas, ya que es corto y sencillo, pero muy importante a la vez SENCILLAMENTE NO SE COMPRA VINO PORQUE NO SE VENDE VINO, es así de sencillo y complicado am la vez, si los industriales vendieran vino, no hay nada más sencillo que decir que comprarían vino, es lo natural, pero no compran por eso, porque no venden, por que Rusia se ha cerrado, China ha bajado enormemente, si, pero nuestros mayores importadores, que son europeos, Francia, Italia Alemania, etc. ¿por qué no compran? Porque no venden, así de claro.

Es cierto también, y aquí deberíamos de tomar medidas rápidamente que los operadores internacionales están acudiendo a otros países por el precio, Italia está mucho más barata, pero también Australia, como les he comentario antes y muchos otros países, entonces, dentro de lo poco que se opera, se están yendo a esos países y en España nos estamos quedando sin contratos.

Les comentaba al principio que hay falta de operaciones, para las fechas en las que estamos de inicio de campaña, otros años a estas alturas ya se habían vendido la práctica totalidad de varietales, bastantes fermentaciones controlada, los base espumosos, etc. Etc. Quizá los vinos normales no tanto, pero esos mejores, esos que “floreaban” los compradores para hacerse con ellos, estaban ya contratados. Este año, no digo que no se haya vendido algo, pero pueden hablar con cualquier bodega, la que sea, y verán que les dicen…

También les comentaba que no era solo cuestión de precio, que, siendo importante, no es definitivo, de hecho, por ejemplo, en datos que nos ofrece hoy mismo el OEMV España ha facturado casi 100 millones € más hasta septiembre, exportando 179 millones de litros menos de vino. No solo el nivel especulativo mueve al comprador, que es lógico que quiera comprar lo más barato posible, igual que el vendedor vender lo más caro que pueda. No, la situación vuelve a lo mismo, no se compra porque no se vende. Si a un comprador se le ofrece, pongo a menudo este ejemplo, una partida de vino a precio barato la puede comprar, aunque no le haga falta, pero si consumo 5 millones, por ejemplo, y ya tiene comprados, baratos 6, aunque le ofrezcas vino mucho más barato no lo comprará, sencillamente porque no le hace falta y punto.

Y aunque esta situación es difícil de recordar, también es cierto que crisis, de una u otra manera el sector ha tenido siempre, y siempre las hemos superado, con mayor o menor esfuerzo. Hoy estamos ante una crisis que nos va a medir las fuerzas, no lo dudo, pero también estoy seguro de que, aunque algunos queden en el camino, saldremos al final y la normalidad volverá a los mercados, estamos todos, luchando por ello y se conseguirá ya verán como si…

Cuídense mucho y ya saben, PROMOCIONEMOS EL VINO. SIEMPRE MEJOR CON VINO

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *