Nos dan los datos de exportación del mes de abril y siguen siendo buenos, muy buenos diría yo. No solo comparados con abril pasado, cosa que sería normal ya que abril del 20 fue un mes en el que estábamos confinados totalmente, quizá de los más duros. Pero es que también ha sido el segundo mejor mes de abril de la serie histórica, desde 2006 y solo superado por 2018. 

El incremento ha sido del 24% en valor y del 27,5% en volumen respecto al mismo mes del 2020, que como digo no es comparable, pero en total se han exportado 194,3 millones de litros, por valor de 238 millones de euros. 1,94 millones de hl.

Sumados estos datos, a los de febrero y marzo, hacen que se cierre el primer cuatrimestre de 2021, con crecimientos del 10% en valor y 19% en volumen. Se exportaron en este cuatrimestre, 7,42 millones de hl., por valor de 876,4 millones de euros.

Por productos, positivos casi todos. Solo el vino espumoso y con IGP a granel reducen exportaciones, con caída en valor para el vino varietal a granel. Los que más suben, como ya viene siendo habitual, el bag in box con crecimientos del 27% en valor y del 39% en volumen y el vino de licor y de aguja.

Muy bien también para los vinos tranquilos envasados, que crecen un 13,5% en valor y 13% en volumen, los vinos con DOP crecen un 15% en valor y 10% en volumen, los vinos varietales crecen un 18% en valor y 11% en volumen, así como de los vinos sin indicación envasados, un 26% en volumen es lo que crecen.

 En cuanto a los graneles, destaca el vino sin ninguna indicación a granel en volumen (+34%).

En los nueve primeros meses de la campaña 2020/21 (agosto 2020 a abril 2021) y refiriéndonos al mismo periodo de la campaña anterior, las exportaciones registran crecimientos del +4,5% en valor y del 8,5% en volumen. 

Las exportaciones se situaron en los 16,15 millones de hl. y 2.050,6 millones de euros, que suponen.

Refiriéndonos a lo comprendido entre mayo de 2020 y abril de 2021, las exportaciones españolas de vino se situaron en los 21,29 millones de hl. (+3,7%) y 2.697,3 millones de euros (+1,7%). 

Como vemos, los datos son positivos, aunque aún no se pueda decir que la recuperación sea total, no hay que engañarse, en los últimos doce meses tomando datos de abril que la exportación haya sido de poco más de 21 millones de hectólitros, no está mal con la situación que tenemos, pero no es tampoco para tirar cohetes. Hay que esperar y desear que los datos siguientes sigan siendo buenos, y nos superemos aún más y así ir pudiendo dar la crisis por superada, pero aún nos queda, ojalá y sea poco.

Y hablando de los mercados nacionales, pues hay que decir lo mismo, todos son optimistas, los precios de los vinos a granel siguen firmes tras el alza que tuvieron. Los embotellados comienzan lentamente a despegar conforme se van abriendo bares y hostelería. El crecimiento lento, pero constante del turismo… Todo esto va ayudando a que se vayan recuperando las bodegas y haya más optimismo, cosa de agradecer tras los duros meses que hemos pasado

En dos meses estamos vendimiando y en tres podremos comenzar a utilizar ya los vinos blancos nuevos. La cosecha parece que viene algo adelantada, aunque estos días más frescos la han podido ralentizar. Los primeros pronósticos de cosecha son variados, pero quizá menos que en años anteriores, al menos de momento y con la salvedad de que aún pueden pasar muchas cosas hasta que las uvas lleguen a los lagares. Pero la mayoría de quien se atreve a opinar apuesta por una cosecha similar a la del año pasado, hablando en el computo nacional, ya que hay quien apuesta por más decididamente y zonas con menos, por ejemplo, Extremadura que si parece que tendrá menos cosecha con seguridad. Dentro de esto hay quien apuesta por algo más o por algo menos, pero las opiniones son muy unánimes en que será parecida a la anterior. Lo iremos viendo y “afinando” conforme nos vayamos acercando a la vendimia.

¡¡¡Cuídense!!! Y ya saben, promocionemos el vino… 

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.