Desde hoy, nuestros vinos cuentan con una imagen más actual, acorde con la marcada personalidad que nos aporta el páramo, su suelo calizo con vetas arcillosas y su terroir. Y que, además, refleja el mimo con el que nuestro equipo cuida el viñedo cada día.
Una singularidad representada con el sello de calidad ‘VALTRAVIESO Vino de páramo’ y que certifica la identidad que el páramo imprime a nuestros vinos gracias a diversos factores: ubicación (a 915 metros de altitud); terroir (la materia arcillo-calcárea de sus suelos); condiciones climáticas (fuerte amplitud térmica entre el día y la noche, con vientos constantes y poca lluvia) que consiguen una correcta maduración y calidad de la uva; y composición del suelo (con roca principalmente calcárea) que marca verticalidad en los vinos.

Esta imagen de marca renovada se establece como el nombre de su principal vino de gama ‘Valtravieso crianza’, actuando a su vez de sello de calidad en el resto de nuestros vinos de Ribera del Duero; tanto en aquellos de parcela – ‘Finca La Atalaya reserva’, ‘VT Tinto Fino’, ‘VT Vendimia Seleccionada’ y ‘Gran Valtravieso’-, así como en su vino más desenfadado ‘Finca Santa María roble’ como vino de ensamblaje.
Visita nuestra página web y redescubre la singularidad Valtravieso.

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *