La subida de precios de los vinos a granel es un hecho en estos momentos y, también al menos de momento, parece firme y estable, el vino a granel en estos momentos cuesta sobre un 10-15% más que hace tres meses y nadie espera que, de aquí a la vendimia, el precio baje. Esa al menos es la impresión que hay en el mercado. Si esto sigue así, y aunque les hable de hipótesis, ya que no quiero que se diga que ya estoy intentando poner precio a las uvas, ni mucho más o menos, pero lo normal sería que el precio de la uva y, por tanto, de elaboración, sea más o menos el del año pasado, céntimos arriba o abajo.

Partiendo de estas realidades y estas hipótesis, aunque estén mezcladas, vamos al meollo de este articulo. 

Normalmente las plantillas de precios de ventas de vino se presentan entre los meses de noviembre a febrero, según firmas compradoras o vendedoras y se firman para todo el año, lo que compromete bastante al vendedor ya que si hay subidas de precio del vino las tiene que asumir, igual que si hay bajadas normalmente les dicen que ajusten precios, o no le compran la cantidad de vino comprometida, ya lo saben todos los que tienen que pasar por este trance de las plantillas de precios…

Este año hay que ajustar muchas más cosas, no solo el vino, casi diría que el vino, como ocurre muchas veces, es lo que menos importancia tiene en el montante de una botella de vino normal, puesta ya en el lineal de la tienda.

Y es que hay que tener en cuenta que este año los consumibles, en general han subido, de manera importante y prácticamente todos.

Han subido los plásticos, el vidrio. El cartón escasea en casi todo el mundo debido a las grandes compras y demanda de pasarelas de ventas en Internet, como, por ejemplo, y por ser la de mayor demanda Amazon, que acapara gran parte de la producción mundial de cartón, entre otras grandes a nivel mundial, como Ali exprés, etc. etc. 

La subida del petróleo que estamos sufriendo en estos momentos repercute prácticamente en todo, pero concretamente hará subir considerablemente el transporte, tanto terrestre, como aéreo o marítimo, encareciendo la distribución mundial creo que en proporciones muy a tener en cuenta

El acero inoxidable para hacer depósitos ha subido en el último año cerca de un 60%

Todo esto hay que tenerlo en cuenta a la hora de hacer números, no lo tengo que decir, seguro que lo saben todos ustedes de sobra y mejor que yo al sufrirlo en sus propias carnes, pero no viene mal recordarlo para común y general conocimiento, que luego hay mucha gente que echa los números muy ligeros y suelen decir, nos compran el vino a treinta céntimos y venden la botella a dos euros… Así de fácil lo ven algunos, sin medir los pasos, gastos y costes que hay entre esos 30 céntimos y los dos euros.

Todo esto y en resumen para terminar nos lleva a que el año que viene, la campaña que viene, mejor dicho, el vino en el lineal definitivo, al consumidor, cualquier consumidor de cualquier parte del mundo, lo más probable es que esté más caro de lo que hemos tenido en general este año, lo que se puede traducir en disminución de vetas, ya saben que generalmente y salvo puntuales excepciones, a más precio baja el volumen de vino exportado. Y todo esto que les he expuesto creo que va a ser decisivo en las ventas mundiales de vino. Lo positivo, si es que algo así se puede dar por positivo es que esto también ocurre en todos los países, en todo el mundo, por lo que lucharemos con iguales o similares armas…

¡¡¡Cuídense!!! Y ya saben, promocionemos el vino… 

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *