La Asociación Española del Vinagre (AEVIN) manifiesta su alarma ante la situación actual.

La cosecha corta de esta campaña 2023-2024, con estragos por inundaciones y sequías, ha llevado a que el vino existente incremente su precio a niveles que para el sector vinagrero resultan extraordinariamente difíciles de afrontar.

Desde AEVIN, asociación representativa del sector del vinagre en España, se realiza un llamado de atención a todo el sector vitivinícola. La indisponibilidad de producto, de vino, con cosechas naturales cortas, si no hay una previsión para las diferentes industrias, dan lugar a desabastecimiento con consecuencias indeseables para todos. El daño a los elaboradores del vinagre que se esfuerzan por mantenerse en el mercado debe ser tenido en cuenta en el momento en el que desde el Ministerio se atienden las medidas que restan o reducen producciones vinícolas con la suposición de que la subida del precio del vino favorece al sector. Por esto, solicitamos reconsiderar qué medidas se están llevando a cabo y qué efectos reales tienen.

Así estamos: una cosecha corta, una realidad con precios desorbitados, sin materia prima para el vinagre, productores vitícolas que no cubren costes, la industria del vino que no remonta su mercado, y las demás, como la del vinagre, absolutamente perjudicadas con un tremendo incremento.

Además, desde AEVIN se comunicarán ante el AICA aquellas situaciones que parezcan especialmente irregulares, sin perjuicio de la adopción de otras medidas legales oportunas.

Se colaborará activamente con la Agencia de Información y Control Alimentarios. Se impulsarán cuantas acciones sean necesarias para que no haya operadores que utilicen mecanismos prohibidos, como la venta a pérdidas, que la “Ley de la Cadena Alimentaria” señala para cualquier agente de cualquier eslabón, sea de la producción, la comercialización o la distribución, nacionales o no, que operen en España.

Por otro lado, la Asociación Española del Vinagre mantiene el compromiso de que el vinagre puesto a disposición de los consumidores sea de calidad y con los requisitos que la normativa exige, y manteniendo sus campañas de control del vinagre en los lineales, de sus requisitos normativos y de autocontrol. Se va a continuar colaborando con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y con las Administraciones Autonómicas para velar por su cumplimiento.

También desde AEVIN se expondrá a la Administración la situación de las empresas vinagreras ante este marco general para que se consideren medidas normativas que puedan contemplar y atender las graves dificultades.

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *