El 13 de mayo les escribía un artículo que titulaba: adelantándonos a los problemas, en el que les decía que mucho me temía que tendríamos una vendimia caliente y conflictiva por el tema de los precios de la uva, problema de cada año, pero este aún más acusado. Mi sorpresa viene esta semana cuando leo una noticia en la que, más o menos se decía: Debido a los ruinosos precios de la uva no se podrá actualizar los sueldos de vendimia y se puede quedar uva en el campo. Como pueden suponer me quedé con cara de sorpresa, efectivamente lo decían unos sindicatos agrarios y, si no recuerdo mal, se referían a Extremadura. Da igual.

Por más que he mirado, y lo digo irónicamente, no he visto que haya aún ni un solo precio de uva, pero siempre nos sorprende quien, a fuer de resultar ridículo, avanza un paso más adelante, y sin saber a qué precio se pagará la uva, para lo que queda más de un mes, como mínimo, ya protesta por ser un precio ruinoso. No deja de ser curioso, y pienso, qué dirán cuando de verdad haya un precio de uva, sea el que sea… Ya que de momento al menos no hay, al menos yo no los he escuchado, ni siquiera rumores de por donde pueden ir. Se está esperando, y con buen criterio a ver el desenvolvimiento del viñedo hasta la vendimia y este fuerte calor y en zonas donde no ha llovido mucho, pueda afectar o no a la cosecha.

Si me han llegado noticias de que, en algunas zonas, por parte de bodegas, se está pensando y quizá se proponga hacer un pago de uva por hectárea y con pactos. A varios años. Esto supone hacer un estudio del gasto por hectárea que tiene el agricultor y pagarle el beneficio que se acuerde, independientemente de los kilos que tenga, así el bodeguero puede controlar la producción, el agricultor saca un beneficio seguro. Quizá sea algo problemático, más que nada por el estudio de costes, pero en zonas, sobre todo para vinos de calidad, puede ser beneficioso para ambas partes.

En fin, tiempo tendremos de hablar de esto, aún es temprano, aunque para algunos parezca que no lo es, de momento vamos a los mercados en la actualidad que es el problema que nos puede ocupar, de momento…

El último informe que nos proporciona la interprofesional y el OEMV, con datos del INFOVI, tiene su cara y su cruz, al menos a mi modo de ver.

Es bueno el dato de consumo estimado anual en el mercado interior 10.442.202 hl, en el interanual de mayo a mayo, aunque baja ligeramente con respecto al anterior dato

Las existencias se sitúan en 43.136.298 hl de vino y mosto a 31 de mayo de 2022 (-6,4% o 2,96M hl menos respecto al 31 de mayo de 2021). 

Las exportaciones es lo que más me preocupa, hasta mayo, en los 9 primeros meses de la campaña se han exportado 15.752.013 hl (-2,3% o 368.207 hl menos). Y es que, con estos datos, me pregunto en total cuanto exportaremos en esta campaña, que termina en unos días, aunque estos datos son a mayo, me parece que vamos a tener una bajada considerable, achacada no solo al precio, más bien a dificultades de transporte y la fuerte competencia.

            Termino diciendo que en graneles los mercados están, siguen, muy parados, sin apenas operaciones. Los tintos en clara bajada se conocen ya operaciones de tintos comerciales sobre 2,60 euros Hº. Los blancos con más animación, sin tirar las campanas al vuelo, pero se van manteniendo los tradicionales sobre 2,70 y las fermentaciones controladas a algo más de 3.

Cuídense mucho y ya saben, PROMOCIONEMOS EL VINO. SIEMPRE MEJOR CON VINO

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.