Serendipia por Navidad

VIÑA ALBINA BLANCO RESERVA DULCE DE VENDIMIA TARDÍA es un afortunado accidente.

El azar, a menudo, concede regalos que, con el tiempo, llegan a convertirse en buenas costumbres, como este vino dulce de vendimia tardía de Bodegas Riojanas.

Hace unas cuantas décadas, un viñedo de uva blanca en Rioja Alta quedó olvidado durante la ajetreada vendimia. Las uvas siguieron madurando en las cepas y, para cuando el equipo se dio cuenta, las bayas estaban deshidratadas y había comenzado la llamada botrytis cinérea, que convierte las bayas en uvas pasas. Contenían gran concentración de azúcares pero muy buena acidez, por lo que las vendimiaron a mano con cuidado y decidieron vinificarlas y esperar el resultado que, en aquella primera añada, era todavía una incógnita.

Tras la fermentación en barricas de roble americano y francés, se dieron cuenta de que este vino dulce, que nació fruto de la casualidad, tenía un enorme potencial. Así, dejaron que una parte envejeciera en las mismas barricas durante alrededor de un año y, después, un año más en botella.

Tras este tiempo, el resultado hablaba alto y claro: Había nacido VIÑA ALBINA BLANCO RESERVA DULCE DE VENDIMIA TARDÍA, del espléndido color del oro, aterciopelada textura y atractivo juego de aromas y sabores, de un nivel superior para los amantes de los vinos dulces, ideal para clausurar las celebraciones de esta Navidad y dejar un dulce recuerdo hasta la siguiente.

Hay quien prefiere terminar los menús navideños con destilados, champán o cava, por ejemplo. Y hay quien prefiere un vino que ponga el broche final con aromas y sabores que envuelvan el paladar sutilmente, un regalo inesperado que acaricie los manjares recibidos y asiente los recuerdos de una feliz Navidad.

Así es VIÑA ALBINA BLANCO RESERVA DULCE DE VENDIMIA TARDÍA, ese afortunado accidente que cambia nuestra vida en un momento, basta el primer sorbo o la contemplación de su áurea copa. Y es generoso porque da mucho más de lo que su PVP de 9 Euros hace prever. Aventurarse nunca ha resultado tan placentero ni tan seguro, como confirman los 93 puntos de The Wine Advocate (Parker) y de la Guía Peñín, entre otros notables galardones, así como los 120 años de historia de la marca Viña Albina, en la que han vertido su confianza varias generaciones de admiradores de sus vinos.

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *