Casas Ibáñez (Albacete), marzo 2024. Las nuevas generaciones de viticultoras son las que están siguiendo la tradición de muchos años de trabajo de sus antecesores en la viña. Rocío, como enóloga, y Mariluz, como responsable de marketing y enoturismo, son la quinta generación de la familia Tolosa dedicada al vino desde que su tatarabuelo José comenzó a plantar viñas en la zona de Casas Ibáñez, en la provincia de Albacete.

Los inicios de Vega Tolosa se remontan a las primeras viñas que de padres a hijos se han ido pasando en la familia hasta llegar a esta quinta generación. En los años 80 del siglo pasado comenzó su andadura como bodega aunque no fue hasta 1998 cuando empezaron a embotellar su propio vino con Juan Miguel y Emilio Tolosa al mando. Ellos dos junto al patriarca de la familia, Juan José, han sido los que a lo largo de los años han ido dando forma a los vinos, a los viñedos y a la bodega hasta llegar al momento actual en el que ya estas dos jóvenes hermanas forman parte del día a día de la bodega.

En esta familia, las mujeres siempre han tenido mucha voz y voto y la abuela Mariluz ya fue una pionera en el sector del vino al formar parte de la organización y gestión de la bodega. Vega Tolosa es una gran familia en la que todos aportan su sabiduría hasta llegar a Mariluz y Rocío que además de juventud, contribuyen con sus conocimientos, experiencia y mucha energía.

Vega Tolosa es propietaria de más de 300 hectáreas de viñedos en la Denominación de Origen Protegida Manchuela, de las cuales un 30 % están dedicados a la variedad tinta Bobal, uva autóctona de esta zona de Albacete. La familia tiene la suerte de contar con las viñas más antiguas de la denominación, algunas pueden llegar a superar los 110 años aunque el registro vitícola confirme 80 años.

Para Rocío Tolosa, enóloga de la bodega junto a su padre Juan Miguel, “es un orgullo contar con una familia que ha dedicado su vida al vino. Es una gran responsabilidad continuar con la herencia vinícola de mis abuelos y bisabuelos pero al mismo tiempo es un gran reto poner todo mi conocimiento para seguir elaborando vinos auténticos y diferentes”.

Los viñedos – todos ecológicos – de Vega Tolosa están situados entre los valles de los ríos Júcar y Cabriel, zona declarada Reserva de la Biosfera, un lugar único de bosque mediterráneo con pinos, encinas, enebros, tomillos y romero que forman parte de este paisaje vinícola situado a 700 metros de altitud y que tiene como horizonte el Mediterráneo a tan solo 100 km.

Bobal, seña de identidad del enoturismo

Teniendo como protagonista a la variedad Bobal, Mariluz Tolosa, directora de enoturismo, ha creado actividades alrededor de esta uva para fomentar su conocimiento, su historia y mostrar sus  particularidades.

Vega Tolosa está situada en un espacio natural privilegiado, entre la llanura manchega y la zona más cercana al río Cabriel, con paisajes muy diferentes pero que tienen en común un viñedo ecológico perfecto para conocer todo lo que ofrece esta bodega.

Entre las actividades enoturísticas, promueven los paseos en bici por el viñedo y alrededores. Cerca de la bodega se encuentra Alcalá del Júcar, uno de los pueblos más turísticos de Manchuela, y uno de los más conocidos por su situación geográfica y por sus casas- cuevas.

Dentro de la bodega, además de ofrecer catas de vinos, es muy importante para la familia que el enoturista sienta el viñedo y la mejor forma de hacerlo es pisando el terreno y conocer bien la historia vinícola de Vega Tolosa de mano del equipo de bodega. Además de estas actividades, Vega Tolosa no se olvida de los pequeños de las familias ya que la bodega cuenta también con actividades para los niños como juegos con los diferentes colores de los vinos y un panel de aromas para que aprendan a identificarlos.

Notas Informativas: Vega Tolosa se encuentra situada en Casas Ibáñez (Albacete). Son cinco generaciones de viticultores que continúan su labor por amor a su tierra y a la variedad Bobal. Con esta variedad elaboran los vinos Los Halcones y Bobal Icon, además de los blancos Chardonnay, Viognier y Sauvignon Blanc. La bodega ha ido recuperando viñedos viejos de Albillo y Tardana para vinos que saldrán próximamente. Desde el año 2018, también elaboran espumosos siguiendo el método tradicional, con las variedades Chardonnay y Bobal.

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *