ARTICULO REALIZADO POR https://www.premiumleads.com

Los amantes del vino dedican mucho tiempo y dinero a comprar botellas para saborearlas. Una vez que traes a casa tus botellas de vino cuidadosamente seleccionadas, te aseguras de que estén almacenadas a la temperatura ideal antes de abrirlas y verterlas en tus diferentes copas de vino para cada variedad. Pero para elevar realmente tu experiencia de consumo de vino, vas a querer añadir un aireador de vino a tu lista de accesorios.

Airear el vino lo expone al aire, permitiendo que se evaporen los compuestos volátiles, como los sulfitos, y suavizando los taninos más duros de las cosechas más jóvenes. Este paso vital también mejora y aclara los sabores de las botellas menos caras. Normalmente, la aireación es más beneficiosa para los vinos tintos, pero los blancos y rosados también pueden beneficiarse de esta técnica. 

1- ¿Qué es un aireador de vino?

Un aireador de vino es una herramienta utilizada para oxigenar el vino. Hay diferentes modelos, que utilizan diferentes tecnologías, tienen diferentes formas, diseño, etc. La finalidad de un aireador es proporcionar una oxigenación rápida, o incluso inmediata. Este dispositivo te permite apreciar mejor tus vinos y no tener que esperar a la cata. Normalmente, el aireador de vino es discreto y fácilmente transportable. Lo que lo convierte en la herramienta ideal para todos los amantes del vino.

2- ¿Para qué sirve un aireador de vino?

Un aireador de vino sirve para oxigenar el vino. Así, el vino liberará todos sus aromas y tendrá unos taninos más redondos. Un aireador acelera el proceso de oxigenación. Mientras que el decantador requiere tiempo, este dispositivo suele ser muy rápido. Significa que ya no tienes que esperar para beber tu vino en condiciones óptimas.

3- ¿Por qué debemos utilizarlo?

El vino es una bebida compleja con un sabor que evoluciona. Por ello, siempre hemos buscado diferentes sistemas, métodos y técnicas para que el vino alcance todo su potencial. El uso de un aireador ayudará al vino a suavizar sus taninos y a alcanzar lo mejor de su capacidad. Es una herramienta que ayuda a acelerar el proceso de aireación del vino.

El uso del aireador de vino es más sencillo que el del decantador. La oxigenación del vino se realiza generalmente cuando el vino se sirve en la copa. Por lo tanto, no es necesario anticipar la apertura de la botella, y generalmente hay que hacer menos gestos con un aireador de vino. El aireador garantiza una aireación rápida o incluso inmediata, lo que constituye su gran punto fuerte. No es necesario esperar más para disfrutar de un vino perfectamente aireado.

4- ¿Cómo funciona un aireador de vino?

Cuando el vino esté en contacto con el oxígeno, desarrollará todos sus aromas. Digamos que el vino «se despierta». Un aireador acelerará el proceso de oxigenación. La idea es aumentar la superficie de contacto entre el vino y el oxígeno para que pueda dar lo mejor de su paleta aromática. Esta herramienta suele incorporar una cámara de aireación para dar vida a este proceso.

5- ¿Qué aireador elegir?

Hay diferentes tipos de aireadores de vino para todos los bolsillos. Algunos parecen picos, mientras que otros tienen una estructura de tallo. Sin embargo, no todos son iguales: la calidad de los materiales, el diseño y la capacidad de aireación marcarán la diferencia. La mayoría de los aireadores son on/off para abrir o cerrar el orificio de aire. Airean de manera uniforme, sin ningún control sobre el nivel de aireación. Sin embargo, cada vino tiene necesidades diferentes, según su color, variedad de uva o añada. El único aireador que permite controlar la aireación es el Aireador de Vino Inteligente, de Aveine, que permite airear de forma precisa e instantánea todos los vinos de 1 a 24 horas.

No dudes en buscar en Internet para encontrar el que más te convenga. Tampoco dudes en informarte con los profesionales del vino, como los comerciantes de vino y los sumilleres. Si te apasiona el vino, siempre puedes hacer un curso de enología para aprender la conservación del vino, entre otras cosas.

6- ¿Dónde puedo comprarlo?

La mayoría de las empresas que venden un aireador de vino lo anuncian en su página web y en Amazon. Pero también puedes encontrarlo en una vinoteca.

7- ¿Cómo utilizar un aireador de vino?

Tradicionalmente, utilizamos una jarra para que el vino se airee. De este modo, la superficie en contacto con el aire será mayor que en la botella, permitiendo que el vino se oxigene y libere sus aromas lo mejor posible. Este proceso requiere varias horas de espera antes de poder beber el vino. Ahora, con un aireador no es necesario esperar. Acelera el proceso de aireación.

No existe un uso universal de los aireadores. Sin embargo, la mayoría se utiliza para verter el vino en la copa a través del aireador. El vino se airea cuando se sirve. Así se evita utilizar toda la botella.

Para limpiarlo, suele bastar con un rápido lavado bajo el agua. Una jarra será mucho más compleja de limpiar.

8 – ¿Necesito un aireador para el vino blanco?

Al igual que el vino tinto, el vino blanco necesita aire antes de ser degustado. Airear un vino blanco ayuda a reducir el efecto de la madera o el dióxido de carbono que queda de la fermentación. Como resultado, disfrutarás más de los aromas en la boca, pero también en la nariz. Por tanto, también recomendamos el aireador para los vinos blancos.

Tomarse el tiempo necesario para hacer una «buena» cata de vinos no debería ser un ejercicio complejo, sino una expresión del amor que sentimos por el vino y del deseo de saber más sobre lo que nos gusta.

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.