El artículo o nota de prensa publicado el pasado 16 de este mes de abril por el Diario del Campo de Castilla La Mancha, agroclm, expone algunas imprecisiones que están creando confusión en el sector vitivinícola, tanto productores de vino como destiladores.


Esta nota de prensa hace referencia a los escritos remitidos por la APEIV al Consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, ya no de Medio Ambiente como en su escrito indican, puesto que esta responsabilidad, hoy denominada de Consejería de Desarrollo Sostenible, no está en el organigrama del gobierno Castellano Manchego incluida en la de Agricultura, repito, en este escrito se solicita textualmente;

“se AUTORICE una destilación de crisis sanitaria con vino de nuestras bodegas a precio de mercado para obtener el alcohol suficiente para abastecer la demanda sanitaria”

Entendemos desde ADEVIN, como asociación con carácter nacional que somos, que la redacción del texto escrito por una asociación profesional de C. Real querrá hacer extensiva esta posibilidad a todos los vinos sin IG/IGP nacionales, aunque nos asaltan ciertas dudas cuando en la nota de prensa, se identifica exclusivamente a las destilerías autorizadas para la destilación de subproductos ubicadas en la provincia de C. Real.

No es esta la razón fundamental de nuestro escrito sino la de aclarar las imprecisiones a que nos referimos al principio. Efectivamente, imprecisión es decir:

“Finalmente, les han contestado autorizando dicha destilación de alcohol de uso sanitario, pudiéndose acoger los operadores autorizados a la ayuda correspondiente a la destilación de subproductos”

Desde que España se incorporó a la entonces CEE hoy UE, la reglamentación vigente, Reglamento CEE 822/87, establece la obligación de la entrega de los subproductos a las destilerías y otros destinos bajo control, con una ayuda a la destilación y la compra de estos alcoholes por el SEMPA/FORPPA (Fondo de Ordenación y Regulación de Producciones y Precios Agrarios), hasta la publicación de los Reglamentos (CE) 479/2008 del Consejo y 555/2008 de la Comisión, que manteniendo la obligación entrega de los subproductos, lo que comúnmente conocemos como prestaciones vínicas, los operadores o destilerías autorizadas reciben unas ayudas a la destilación de esos subproductos condicionadas a que los alcoholes obtenidos no sean con destino al uso de boca, es decir, deben ir a usos industriales, entre los que se encuentran la producción de alcoholes sanitarios, soluciones hidroalcoholicas para la producción de gel o biocídas.

En resumen no ha habido ninguna novedad, no hay ninguna nueva autorización ni retraso alguno al respecto. Bajo esas condiciones son sobre las que se viene operando esta campaña como las anteriores.

Otra cuestión es que por razones de precio, para estos menesteres sean o hayan sido más competitivos los alcoholes etílicos (rectificados) de origen agrícola distintos del vitivinícola incluso con las ayudas que estos tienen y por tanto los normalmente usados.

Para evitar las confusiones generadas y por las que hemos sido ampliamente consultados, en este momento NO HAY NINGUNA AUTORIZACIÓN PARA LA DESTILACION DE VINOS CON AYUDAS PARA LA PRODUCCIÓN DE ALCOHOLES ETILICOS CON FINES SANITARIOS. Otra cuestión será que en el futuro, desconozco cuan próximo puede ser, como consecuencia de que desde Italia y Francia y parece ser que también se está tratando en nEspaña, pudiera haber alguna destilación con ese fin con ayudas comunitarias, no nacionales como deberían ser una destilación de crisis y ello motivado porque dadas las circunstancias actuales, los presupuestos para inversiones, acciones promocionales y comerciales en países terceros y quizás también de la reestructuración del viñedo, no se cubrirán y el excedente de lo gastado sobre lo asignado en los Programas de Apoyo, se dejaría de percibir. Estos excedentes de tesorería, la dramática situación en la que se encuentran ante la pandemia de COVID-19 los países productores de vino (Francia, Italia y España), la sensibilidad social, etc. etc. podría ser motivo para que ello sucediera, pero si es así, no hay que perder de vista que desde el Ministerio de Sanidad se han autorizado la utilización de los alcoholes deshidratados para la fabricación de gel y las fábricas de estos alcoholes están con importantes volúmenes de existencias, demanda disminuida por la falta de consumo de gasolina y por tanto disponer de alcoholes muy competitivos por lo que, las ayudas a la destilación si así se determina, deben ser suficientemente importantes para una retribución digna del vino y la obtención de precios de nuestros alcoholes con ese destino para hacer frente a esta competencia y a la de los alcoholes de otros orígenes agrícolas habitualmente de procedencia no comunitaria.

Esperamos haber podido aclarar la situación que en estos momentos estamos viviendo en lo que a las formas y normas para la producción de alcoholes hoy ya existen.

F. Ligero

Presidente ADEVIN

Lo publicado por parte de la asociación provincial de Empresarios de Industrias Vitivinícolas

La destilación de vino, solución a la producción masiva de alcohol de uso sanitario de calidad
Desde la Asociación Provincial de Empresarios de Industrias Vitivinícolas (APEIV) de Ciudad
Real estiman que España necesita unos 4,7 millones de litros de alcohol a la semana
16 abril, 2020
La Asociación Provincial de Empresarios de Industrias Vitivinícolas (APEIV) de Ciudad Real se ha
dirigido desde que comenzó la pandemia del coronavirus en dos ocasiones tanto a la
Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha como al Ministerio de
Sanidad, Consumo y Bienestar Social solicitando autorización urgente para la destilación de
vino para alcohol.
En los escritos, uno primero y otro posterior tras no mediar contestación alguna, el presidente
de APEIV, Lorenzo Delgado, expresaba que “no nos podemos quedar pasivos ante la gravísima
situación sanitaria en la que nos encontramos, pues se ha de combatir el virus con todas las
medidas que se encuentren a nuestro alcance y de las que disponemos, y como ya se indicó
desde nuestra Asociación, el sector vitivinícola dispone de existencias y recursos más que
suficientes para obtener alcohol sanitario de calidad a través de la destilación del vino, por lo
que no cesaremos hasta obtener una respuesta positiva”.
Finalmente, les han contestado autorizando dicha destilación de alcohol de uso sanitario, pudiéndose acoger los operadores autorizados a la ayuda correspondiente a la destilación de subproductos. En la provincia de Ciudad Real las destiladoras son: General de Destilaciones (Alcázar de San Juan), Movialsa (Campo de Criptana), DVT España (Tomelloso) y Alvinesa (Daimiel).
El presidente de APEIV ha lamentado el retraso en la autorización mientras en España faltaba alcohol sanitario de calidad, procedente de la uva, “mientras muchos geles hidroalcohólicos contienen derivados del petróleo”.
Delgado destaca que en el momento actual es fundamental el abastecimiento masivo de alcohol y se puede realizar a través de la destilación de vino, lo que lleva haciéndose más de 100 años en Castilla-La Mancha. Por ello, incide en que las empresas de la provincia y de la región disponen de existencias y recursos más que suficientes para obtener un alcohol de alta calidad y en cantidad suficiente para poder abastecer la demanda de mercado para todo el ámbito nacional e internacional, pudiendo a su vez favorecer la exportación y así cubrir esta demanda beneficiando sanitariamente a todos los ciudadanos.
Respecto a las cantidades que se deben cubrir, considera que la cantidad de alcohol destilado que se necesita en la actual crisis sanitaria, estimando que si por habitante se consume 1 envase de 100 mililitros a la semana y teniendo en cuenta que España tiene unos 47 millones de habitantes, serían necesarios 47 millones de envases semanales, que equivalen a 4,7 millones de litros de alcohol, cantidad a la que hay que añadir, al menos, un 30% más para cubrir los sectores de los profesionales que son esenciales y que necesitan un mayor y continuado uso, como sanitarios, personal de residencias, alimentación, farmacias, transportistas, servicios de recogidas de basuras, servicios funerarios… Además, resalta que este uso generalizado de alcohol sanitario se alargará en el tiempo, más allá incluso del fin de la pandemia.

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.