La Denominación de Origen Montsant cierra la campaña 2021 con 8,7 millones de kilos vendimiados, lo que supone un incremento de más del 50% respecto a la vendimia del año pasado, cuando se cosecharon 5,5 millones de kilos. Es necesario retroceder hasta el año 2016 para encontrar una campaña tan productiva. En aquella ocasión se cosecharon 8,6 millones de kilos de uva. 

La causa de este aumento de la producción la encontramos en las pequeñas y reiteradas lluvias que se han repetido a lo largo de todo el verano, y a la falta de días de calor extremo, lo que ha ayudado a la uva a madurar lentamente y llegar a la vendimia en el mejor estado fitosanitario. Eso sin olvidar que el año comenzaba con una importante nevada que se convirtió en una muy buena reserva de agua para las plantas. 

Tan solo las lluvias de las primeras semanas de vendimia causaron algunos problemas, especialmente en la zona media y sur de la DO donde, desde el inicio de campaña hasta su finalización, se registraron cifras de precipitación acumulada de más de 130 litros, obligando a acelerar la vendimia para garantizar el estado sanitario de la uva. 

Datos por variedades

Si analizamos la vendimia por variedades, las variedades negras continúan aumentando en importanciay representan ya el 93% del total de la cosecha en la DO Montsant. De este porcentaje, el 60% de los kilos producidos corresponden a variedades históricas de la zona. Así, de garnachas se han cosechado 3 millones de kilos, mientras que las cariñenas han superado ya los 2 millones. 

Por lo que respecta a las variedades blancas, la garnacha blanca y el macabeo continúan siendo las variedades protagonistas, y suman más de 700.000 kg de uva, lo que supone más del 90% del total de uva blanca vendimiada. 

Controles de producción

Un año más, la vendimia se ha registrado y controlado por una única parcela vitícola, facilitando la obtención de datos más reales y al día. Además, se han incrementado los aforos en fincas para validar los rendimientos de la viña, y se han intensificado las inspecciones en bodegas tanto durante la campaña como en su finalización, cerrando el registro de pesadas en el mismo momento en que la bodega daba por finalizada la vendimia y se había validado por parte de la oficina técnica de la DO. El objetivo final de este incremento de los controles se ajusta a la voluntad de la DO Montsant de continuar aportando garantías de calidad y origen a los consumidores y profesionales del mundo del vino. 

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.