En el 75 % de la superficie total las uvas se recogerán de manera mecánica 

(Viernes, 24 de julio de 2020).- Aunque todavía es pronto para hacer una estimación exacta, la Denominación de Origen Protegida Cariñena prevé que la vendimia de este año sea buena, tanto en cantidad como en calidad. Según los primeros estudios técnicos, podrían recogerse unos 89 millones de kilos de uva, un 7,9% por encima de la media de los últimos 10 años.

En los campos de la D.O.P. Cariñena se ha producido ya el cierre de los racimos y desde este mes ha comenzado el envero (fase de maduración en la que las uvas pasan del color verde a tonalidades rojizas y azuladas, las tintas, y rubias y amarillas, las blancas) en zonas por debajo de 500 metros de altura y en las variedades más tempranas: tempranillo, merlot o syrah. La sanidad de la uva y el estado de los viñedos es bueno en estos momentos.

La evolución de la climatología ha ayudado al buen desarrollo. Las lluvias acompañaron el comienzo de la brotación, a mediados de marzo. El crecimiento de los pámpanos fue rápido, debido a las temperaturas cálidas de abril y mayo y a la abundante pluviometría. Y lo mismo ocurrió con el cuajado final, en junio.

En la actualidad, la Denominación Cariñena abarca una superficie total de 14.183,25 hectáreas, repartidas por 14 municipios. La previsión es que la vendimia comience de forma general a mediados del mes de septiembre. En los últimos años, se han fomentado los cultivos en espaldera dentro de la D.O.P., lo que permite una recogida fácil y rápida con máquinas vendimiadoras. Así, un 75 % de las uvas serán recogidas de esta forma y solo en una cuarta parte se hará de manera manual. 

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *