A fecha 20 de octubre se recogieron en la D.O. Ribeira Sacra 6.545.331 kilos de uva. Finaliza la vendimia casi dos semanas más tarde que el año pasado y después de iniciarse oficialmente el 16 de septiembre, aunque algunas bodegas comenzaban con la recogida de uva a finales de agosto. 93 bodegas vendimiaron esta campaña al amparo de la D.O. Ribeira Sacra arrojando las siguientes cantidades por variedad de uva: 

Variedades tintas

  • Mencía 5.231.856 kilos
  • Garnacha 248.895 kilos
  • Sousón 100.964 kilos
  • Merenzao 59.127 kilos
  • Brancellao 62.418 kilos
  • Tempranillo 32.565 kilos
  • Caíño tinto 32.576 kilos
  • Mouratón 9.200 kilos
  • Grao Negro 638 Kilos

  Variedades blancas

  • Godello 589.566 kilos
  • Albariño 96.873 kilos
  • Treixadura 60.895 kilos
  • Dona Branca 7.346 kilos
  • Blanco Legítimo 4.614 kilos
  • Loureira 4.371 kilos
  • Torrontés 3.327 kilos

El año pasado la climatología lo convirtió en un año complicado para la viña, pero en este 2021 la climatología fue mejor de lo previsto y la campaña se cierra según lo esperado, como asegura el Presidente del Consello Regulador de la Denominación de Origen Ribeira Sacra, José Manuel Rodríguez“Se cumplieron las expectativas de superar los 6 millones de kilos. La uva entró en bodega en buenas condiciones, con buen grado, en la media de los últimos 10 años. Se mantuvieron los precios, con una media de 1,60€ para el blanco y 1,20€ para el tinto, y se recogió toda la uva, que eso es importante.”

Con el final del estado de alarma sanitaria este sábado, José Manuel Rodríguez repasa como se vivió esta situación en la D.O. Ribeira Sacra y en el sector, “Se vivió como una de esas cosas que nadie espera, un espacio oscuro que viene y con el que no se cuenta. Afortunadamente nuestro sector lo pasó razonablemente bien. Las bodegas más grandes fueron capaces de seguir estando en el mercado y de abrir nuevos espacios mercantiles. Esto hizo que en los dos últimos años se recogiera toda la uva e incluso subiera su precio medio, lo que da una idea de la capacidad de viticultores y bodegueros para sacar adelante el sector y mantenerse en unas condiciones sobrevenidas muy difíciles.”

En cuanto a ventas, José Manuel Rodríguez asegura que se está empezando a recuperar el ritmo de hace 2 años. Paralelamente se están empezando a celebrar las ferias nacionales e internacionales con lo que suponen de ventas y apertura de nuevos mercados, “Estamos volviendo a lo que estaba en marcha en el 2019, antes de la pandemia, cuando la D.O. Ribeira Sacra estaba aumentando las ventas e introduciéndose más en el mercado. Pasamos ese tiempo de pandemia que afectó a todos los sectores y ahora vemos que están embotellando al ritmo de hace 2 años.”

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.