539 VIAJES….

“Viaje” es como denominamos a cada una de las entradas de uva a las bodegas. Un total de 539 viajes destinados a la Denominación de Origen Binissalem han hecho un recorrido de la viña a la bodega en un camino trazado previamente. Todo está planificado, la fecha de vendimia, el destino y el producto que se quiere obtener, y todo es trazable en todo momento, para garantizar el origen, las variedades, el rendimiento…

Tractores y remolques, arriba y abajo durante 51 días, desde el 16 de agosto hasta el 5 de octubre, han recorrido caminos y pueblos desde las viñas hasta las 13 bodegas, transportando la uva e impregnando el paisaje de los aromas de la uva recién vendimiada. Bodegas repartidas por los 5 municipios de la DO Binissalem: Santa Maria,

Consejo, Binissalem, Santa Eugènia y Sencelles.

Variedades blancas, Giró ros, Moscatel, Chardonnay… destinadas a elaborar vinos blancos, prensados y fermentados en depósitos o en barricas; Uvas tintas, Manto negro, Callet, Gargollassa, Monastrell, Cabernet sauvignon, Merlot… fermentadas con las pieles para extraer el color y los compuestos que darán estructura a los vinos. Trasegar, prensar, envejecer… son algunos de los trabajos que se llevarán a cabo a las bodegas en el proceso de elaboración de los vinos.

539 viajes que suponen 1224 toneladas de uva, un 74% de variedades tintas y un 26% de variedades blancas, de las cuales el 59% corresponde a variedades locales. La variedad Manto negro representa un 51% de las variedades tintas vendimiadas y la variedad blanca Moll un 61% de las variedades blancas, ambas variedades principales en

la DO Binissalem.

La vendimia ha aumentado un 15% respecto a la de la campaña anterior, con un aumento de todas las variedades excepto: Callet (-7%); Macabeo (-3%); Giró ros (- 6%) y la variedad Chardonnay (-26%), la más afectada por la helada de abril. A pesar de las elevadas temperaturas registradas y de algunas lluvias localizadas, los viticultores han valorado positivamente la calidad de esta campaña.

La DO ha inscrito una nueva bodega, “Can Fumat”, al frente de ésta Toni Martí. La bodega, ubicada en el centro del pueblo de Binissalem, amparará la primera vendimia en la DO

Binissalem y en los próximos meses sus vinos se sumarán a los del resto de bodegas.

Vinos blancos, tintos, rosados, tranquilos o espumosos, jóvenes o con crianza que acabarán dentro de tu copa, para que disfrutes de los aromas y de la calidad de esta comarca de gran tradición vitivinícola. Y muy seguro, saboreados en buena compañía y con buena gastronomía, y siempre con un consumo responsable.

Salud!

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *