Fruto de su apuesta por el medio ambiente, la compañía aplica todo tipo de iniciativas relacionadas con la sostenibilidad en sus 65 m2 de exposición

Barcelona, 4 de abril de 2022. El bodeguero y empresario Carlos Moro lleva a la Barcelona Wine Weeksu compromiso con la sostenibilidad. Tanto el stand, fabricado con madera reciclada, como las iniciativas de gestión de residuos puestas en marcha contribuyen a reforzar su apuesta por la sostenibilidad.  

La compañía, presente en seis denominaciones de origen a través de sus nueve bodegas, ha diseñado un stand acorde con el proyecto “Matarromera Sostenible en el planeta Tierra. Objetivo 2030”,en el que se ha hecho una selección consciente del uso de los materiales empleados en su construcción para reducir significativamente el impacto en el medio ambiente. Sus elementos se han creado a partir de materiales reciclados que posteriormente serán reutilizados o reciclados.

El stand está fabricado con madera reciclada y los talleres en los que ha sido elaborado trabajan con maquinaria de bajo consumo. Además, los procesos de fabricación son artesanales, así como flores y plantas naturales que luego serán plantadas de nuevo. La pintura utilizada es al agua, con reducción de procesados sintéticos, y los vinilos e impresiones gráficas están elaborados con papel ecológico reciclable. La compañía que preside Carlos Moro ha implementado, además, las iniciativas Towards Zero Impact (TZI), un proyecto que contribuye a aplicar todo tipo de iniciativas en relación con la sostenibilidad, tanto en el ámbito medioambiental como social:

  • Colaboración con Ecovidrio para la recogida y gestión de los residuos de vidrio.
  • Impresión de todos los soportes en papel reciclado con el sello FSC. 
  • Gestión sostenible del agua, con dispensadores de agua en el propio stand.

Desde sus inicios, Carlos Moro ha apostado por la sostenibilidad de forma contundente en todas sus bodegas. Recientemente, el empresario presentaba al ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, su proyecto de Emina Emoción, centrado en la bodega de Ribera del Duero.   

‘Emina Emoción’ es el nombre elegido para transmitir las claves de su pionero proyecto de sostenibilidad, digitalización, economía esférica, enoturismo ‘emocional’ e igualdad. Una auténtica declaración de intenciones con la que la Bodega recoge los hitos más relevantes en materia de sostenibilidad y asienta las bases para un futuro cada vez más comprometido con la sociedad y el medio ambiente. 

Estos valores se reflejan no sólo en la excelente calidad de su gama de vinos, sino también en la máxima expresión del carácter de Ribera del Duero, una tierra que fue elegida por los monjes cistercienses en el S. XI por su gran potencial vitivinícola. El broche de oro al proyecto es el lanzamiento de un nuevo vino, EMINA EMOCIÓN, un vino de autor, complejo y elegante que conjuga los valores tradicionales de la elaboración vitivinícola con los conocimientos actuales. 

Bodegas Familiares Matarromera

Bodegas Familiares Matarromera aúna la tradición, la innovación, la sostenibilidad y la calidad. Desde su nacimiento la empresa ha apostado por la tierra y la sostenibilidad construyendo instalaciones eco-eficientes, apostando por el uso de energías limpias y renovables y poniendo en marcha proyectos de investigación que permitan elaborar productos cada día más naturales y más respetuosos con el medio ambiente.

Desde el inicio de la actividad hay dos cuestiones que se han fomentado activamente, por una parte, el desarrollo de productos más naturales, saludables y ecológicos y por otra, la adopción de numerosas iniciativas enmarcadas en la protección del medio ambiente. Éstas y otras acciones permiten que la empresa sea un referente en la materia reconocido nacional e internacionalmente.

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.