La Denominación de Origen Montsant pone punto final al año de su 20 aniversarioUn 2022 lleno de emociones y encuentros, tanto con profesionales del sector como con los propios miembros de la familia de la DO Montsant y, por supuesto, con los seguidores de los vinos Montsant. Un año de celebración que ha servido para empezar a poner las primeras piedras de lo que serán los próximos años en la DO. 

El año arrancaba con una gira por escuelas que permitía a los responsables de la DO acercar, no solo sus vinos, sino también su filosofía y manera de hacer, a aquellos que serán los profesionales del futuro y que, llegado el momento, tendrán las herramientas para presentar y defender los vinos Montsant en un mercado cada vez más atomizado y competitivo. 

También ha habido momentos para la celebración, primero con los fieles seguidores de la DO, que pudieron acercarse en julio al Palau Robert de Barcelona para brindar con una buena representación de las bodegas que conforman la DO y celebrar con ellas el aniversario; y después con los de casa, con las bodegas y viticultores, que son los auténticos protagonistas y responsables de los éxitos de la DO a lo largo de estos 20 años de historia. 

Una gala de clausura del aniversario que sirvió también para celebrar la tercera edición de los Premios Montsant, unos galardones que reconocen la labor de todos aquellos que con su trabajo y profesionalidad forman parte del día a día de la DO Montsant y han contribuido a hacerla grande. Entre los premiados, personalidades tan ligadas al mundo de la viticultora en la DO Montsant como Joan Asens, con sus impecables elaboraciones; René Barbier, por el trabajo hecho en la finca del Espectacle; Jaume Domènech, quien estuvo al frente de la DO Montsant a lo largo de 15 años; o la Fira del Vi de Falset, por su gran contribución a la promoción del enoturismo en la zona. 

En definitiva, ha sido un año que ha servido para poner en valor el enorme esfuerzo hecho por todos aquellos que han formado parte de la DO Montsant a lo largo de estas dos décadas, manteniéndose siempre fieles a su filosofía y manera de hacer, i con la excelencia como bandera. Un esfuerzo que se ha visto recompensado, consiguiendo ser un referente en el panorama vitivinícola y situando la DO Montsant en el imaginario del consumidor, no solo aquí sino también más allá de nuestras fronteras. 

Un año con más de 7,5 millones de kilos vendimiados 

Este 2022 también ha sido un buen año en el campo, con más de 7,5 millones de kilos vendimiados, superando las previsiones, y no solo en lo que respecta a la cantidad sino también a la calidad. La sequía sufrida en la zona durante los meses de vendimia favoreció a la uva, que era cogida en un muy buen estado sanitario

Este buen estado de la uva es debido también a la apuesta que los viticultores y bodegas de la DO Montsant están haciendo por la agricultura sostenible. Este año, las hectáreas de viñas trabajadas con técnicas de confusión sexual para combatir la polilla del racimo han llegado ya al 50%, dato especialmente importante si tenemos en cuenta que uno de los factores fundamentales para el éxito de esta práctica es la colectividad, el trabajo conjunto. 

Sumar el número más gran grande posible de hectáreas y viticultores supone uno de los principales retos en una DO en la que la gran mayoría de parcelas son pequeñas y pertenecen a muchos viticultores. Que el proyecto continúe creciendo año tras años garantiza seguir obteniendo buenos resultados de cara al futuro. 

Un nuevo sistema de distintivos 

Este 2022 no ha estado marcado solo por ser el año del aniversario de la DO, sino que ha sido también el año en que la DO Montsant ha presentado un nuevo sistema de diferenciación de sus distintivos de garantía de origen y calidad. Un sistema que divide el distintivo único en tres nuevos sellos que diferencian tres categorías de vinos: Viticultor-ElaboradorElaborador-Embotellador; y Comercializadora

Con estos nuevos distintivos, que ya se pueden encontrar en el mercado en botellas de vinos Montsant, el Consejo Regulador garantiza al consumidor la trazabilidad del producto y cierra así el círculo por lo que respecta a la comercialización de cada botella, facilitando la máxima información sobre la procedencia de sus vinos. 

Y es que el trabajo bien hecho pasa por la rigurosidad a la hora de hacerla. Rigurosidad que exige seguir mejorando la trazabilidad del producto mediante controles en la viña y las bodegas, así como en los procesos de etiquetado de los vinos, de manera que el consumidor, a la hora de comprar un vino Montsant, cuente con todas las garantías de calidad y origen de aquel vino. Un ejercicio de transparencia que es hoy más necesario que nunca y donde la DO Montsant continuará poniendo todos los esfuerzos a lo largo de este próximo 2023.

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *