• Vegamar, la bodega de Calles, ha vuelto a triunfar en los premios CINVE, elevando el listón de los vinos de la DOP Valencia con un Gran Oro para el moscatel Oro de Alejandría 2022 y dos medallas de Oro para el Esencia 2020 y el Huella de Garnacha 2022

Los vinos de la DOP Valencia volvieron a brillar en la última edición del Concurso Internacional de Vinos y Espirituosos (CINVE) gracias al éxito cosechado por Vegamar. 

La bodega situada en Calles, en el corazón del Alto Turia, ha vuelto a llevar sus vinos a la cima del certamen, y si el año pasado fueron dos grandes galardones los obtenidos, este año se suma también un Gran Oro, el premio más importante, al moscatel Oro de Alejandría, un vino naturalmente dulce fruto de esta variedad autóctona que en las mesetas de los Serranos, en el noroeste de las tierras de la DOP Valencia, sigue sumando reconocimientos.

El Oro de Alejandría sigue su senda triunfadora este año, que que había logrado este mismo mes el Oro en Proava, y con la cosecha anterior también había sido premiado en CINVE, aunque con una plata. Este año se apunta a que los resultados seguirán el camino del año pasado cuando sumó seis medallas nacionales e internacionales.

Junto al Oro de Alejandría estuvieron entre los premiados con Medallas de Oro dos vinos, un tinto de barrica y un vino de añada. El Esencia Vegamar, en este caso de la cosecha 2020, elaborado con garnacha y syrah, que suma su segundo premio internacional en lo que llevamos de año (el otro fue un Oro en Alemania), y el Huella de Garnacha, un joven de la última cosecha que ya logró Oro en Alemania y en Proava, y suma tres dos premiso internacionales y uno local de tres concursos en los que ha participado.

La garnacha es la otra gran variedad que crece con extraordinaria calidad en las mesetas de Calles. La altitud de los viñedos, la proximidad del mar y el cambio climático están aportando unas características únicas a la garnacha de Vegamar que no hay más que ver los resultados de catas internacionales para detectar que allí donde asoma, el vino triunfa, ya sea en monovarietal como los Huella de Garnacha o en coupages con variedades internacionales como el Esencia.

       El triunfo en CINVE es especialmente importante para la bodega por el prestigio que estos premios están logrando, donde más de 700 vinos se dieron cita y de cuyos resultados se desprende una tendencia que el resto de certámenes van remarcando como se ha podido comprobar en los últimos años.

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *