• En el mercado francés Vegamar ratifica el éxito de los tintos del Alto Turia con una Medalla de Oro para el Esencia 2018 y sendas platas para el Vegamar Crianza 2018 y el Huella de Syrah 2020
  • Los tres vinos se elaboran con la variedad syrah, bien sola como en el Huella, o en coupage con merlot en el Crianza y con garnacha en el Esencia

Los tintos de Vegamar se siguen haciendo su hueco en el exigente mercado francés, y prueba de ello son estas tres nuevas medallas obtenidas por otras tantas etiquetas de la bodega de Calles en el Challenge Internacional du Vin de Bordeaux.

       Ester certamen, el más antiguo de los que siguen vigentes en el panorama internacional de los concursos de vino, reunió este caso casi 3.600 referencias de 27 países, lo que sigue demostrando el potencial que tiene la cita bordelesa para todos los bodegueros del mundo.

       Se da la circunstancia de que los tres vinos llevan en su coupage la variedad syrah que tan buenos resultados está dando en las mesetas de Calles desde que se plantó por Vegamar. 

El vino más destacado fue el Esencia de Vegamar, de la cosecha 2018 que es la que está ahora en el mercado y que está caminando por la senda de años anteriores en cuanto a reconocimientos internacionales. 

       De momento ya logró otro oro en el mercado alemán en Mundus Vini a principios de año, recién estrenada la añada de este garnacha y syrah, logrando además el título de mejor vino de la Comunidad Valenciana en el concurso. A continuación fue puntuado con 94 puntos en la guía Wine UP, alzándolo en su ránking como uno de los mejores cuarenta vinos de España. 

       El Esencia logró estos dos mismos oros con la añada anterior, lo que atestigua la consolidación de este tinto envejecido en madera como uno de los grandes de la DOP Valencia.

      

 Los otros dos tintos premiados fueron su “hermano” el Vegamar Crianza 2018 con el que comparte añada y syrah, si bien aquí la garnacha autóctona es sustituida por el merlot foráneo. El crianza logra una Medalla de Plata que se suma también a otro oro en Alemania.

       

El tercer y último syrah de la bodega es el monovarietal de añada Huella de Syrah 2020. También logra una plata.

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *