Elciego – Junio de 2020 Ante las preocupantes y contradictorias noticias que están apareciendo en los diferentes medios de comunicación acerca de la cosecha 2020 con la no adquisición de gran parte de la producción, Vinos de los Herederos del Marqués de Riscal quiere comunicar a sus clientes y proveedores lo siguiente:


• La gran crisis generada por el COVID-19, con el cierre de los negocios de hostelería, no solo en España sino en casi todo el resto del mundo, está suponiendo un duro golpe tanto para los productores de vino como para los viticultores.

• Vinos de los Herederos del Marqués de Riscal está sufriendo, como tantas otras bodegas, la consecuente contracción de la demanda, aunque confiamos plenamente en nuestro equipo profesional, en nuestros vinos y en la fidelidad de nuestros clientes, para superar esta situación lo más rápidamente posible.

Nuestra bodega, Marqués de Riscal, tanto en Rioja como en Rueda, posee una parte importante de hectáreas propias y otras de viñedo controlado. Como hemos hecho tradicionalmente, respetaremos los acuerdos contraídos y mantendremos nuestros niveles de trato habituales, a pesar de la extremadamente complicada situación del mercado, provocada por los excedentes de materia prima; nuestra política siempre ha estado basada en la búsqueda de la más alta calidad posible, tanto en el viñedo propio, como en el de nuestros proveedores. Los viticultores con los que trabajamos desde hace muchos años son parte fundamental en nuestro proyecto y no los vamos a abandonar en estos tiempos complicados para todos causados por la fuerte crisis desatada por la pandemia. La relación que nos une con nuestros proveedores no es sólo comercial y profesional sino humana.

Esperando que los acontecimientos nos ayuden a superar estos difíciles momentos, deseamos las mejores perspectivas para todo el conjunto de colaboradores y clientes de Vinos de los Herederos del Marqués de Riscal.

Sobre Marqués de Riscal:

Marqués de Riscal siempre ha sido una empresa pionera y referente del sector vitivinícola. Ya en 1858 se convirtió en la primera bodega de Rioja elaboradora de vinos según los métodos bordeleses.

En 1972 paso a ser la primera bodega impulsora de la Denominación de Origen Rueda -donde se elaboran sus afamados vinos blancos- y en 1991 se lanza Barón de Chirel, primer vino de alta expresión, Barón de Chirel 1986.

En 2006, inauguró la Ciudad del Vino, con un edificio diseñado por el arquitecto Frank O. Gehry, que supone la obra más vanguardista realizada hasta la fecha por una bodega española. Marqués de Riscal comercializa sus productos en más de 110 países y sus vinos gozan de las más elevadas distinciones internacionales, así como numerosos premios y menciones en prensa especializada.

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.