Muriel Wines, grupo de bodegas con sede en Elciego (Rioja Alavesa), ha adquirido la bodega Luis Alegre, fundada en Laguardia en 1968

El grupo Muriel Wines, con sede en Elciego e integrado entre otras bodegas por Muriel, Viña Eguía, Conde de los Andes y la gallega Pazo Cilleiro (DO Rías Baixas), incorpora a su conjunto de marcas la también riojano-alavesa Luis Alegre, prestigiosa bodega situada en el municipio de Laguardia.

Con esta compra, Muriel Wines gana posicionamiento en el segmento más alto de los vinos de Rioja. Asimismo, se hace con unos activos del máximo interés: 15 hectáreas de viñedo situadas en parajes con muchas cualidades geoclimáticas; unas intalaciones de elaboración dotadas con equipamiento y tecnología actuales (entre ello, 1.500 barricas de roble francés); una capacidad productiva de 400.000 Kg de uva; unas existencias de 300.000 litros de vino; y, por supuesto, una marca con un alto reconocimiento en el mercado.

Para Julián Murúa, máximo responsable de Muriel Wines, Luis Alegre aporta diversidad a la propuesta global del grupo: “La marca Luis Alegre goza de alto reconocimiento en los mercados, resultado de haber hecho las cosas bien durante años”.

La integración de Luis Alegre en Muriel Wines

La marca Luis Alegre mantendrá el nombre y la autonomía, al igual que el resto de bodegas que forman el grupo, que tienen una gestión comercial, unos equipos de trabajo y unos objetivos de mercado independientes. Cada marca de Muriel Wines conserva su propia identidad, lo que no impide que aprovechen sinergias con el resto en términos de compras, apoyo técnico y red comercial.

Para Luis Alegre, esta autonomía implicará mantener el equipo humano de la bodega, formado por cinco personas, encabezadas por el hasta ahora gerente, Alejandro Simó, quien seguirá al frente de la marca y de la dirección técnica de la bodega.

Viñedos de gran clase

A lo largo de una trayectoria de algo más de 50 años, Luis Alegre ha basado su prestigio y éxito en unas viñas de gran personalidad, buena parte de las cuales son de cepas viejas en vaso y cultivadas en ubicaciones de marcada altitud. 

La propiedad vitícola que a partir de ahora pasa a formar parte del grupo Muriel Wines incluye dos importantes fincas en Laguardia. 

Por un lado, La Reñana, un viñedo de tempranillo y viura de 10 hectáreas a más de 600 metros de altura, en las faldas de la Sierra de Toloño-Cantabria, entre los pueblos de Laguardia y Elvillar. Sus vides más antiguas datan de 1920, si bien la mayor parte fue plantada a partir de 1946. Cabe destabar que esta finca, La Reñana, da nombre a uno de los vinos más reconocidos del portfolio de Luis Alegre.

Por otra parte, Riondillo, un paraje de viña de algo más de 5 hectáreas, que incluye tempranillo, viura y pequeños porcentajes de otras variedades autóctonas riojanas. El pviñedo está ubicado a poca distancia al este del núcleo de Laguardia, en el entorno de las conocidas lagunas de esta población.

La gama de vinos de Luis Alegre

Con la integración en Muriel Wines, el portfolio de productos de Luis Alegre no va a experimentar cambios en profundidad, al margen de la previsible desaparición de la gama Desbastado. 

El resto de vinos va a continuar con pocos cambios como hasta ahora, con sus dos líneas principales: la línea Luis Alegre, basada en tiempo de envejecimiento (con el blanco y el rosado, y los tintos de crianza y de reserva); y la línea de diferenciación territorial, constituida por vinos vinculados a parcelas, que tienen una percepción muy alta en determinados segmentos de mercado: Finca La Reñana, Parcela Nº 5 y Pontac. 

En cuanto a la imagen, la nueva propiedad descarta por ahora acometer cambios de importancia. Como destaca Javier Murúa, responsable comercial del grupo, “la identidad de Luis Alegre funciona y es muy válida, en línea con el buen trabajo de posicionamiento y de ventas que se ha ido desarrollando estos últimos años, al menos hasta la pandemia”.

Sobre Muriel Wines

Muriel Wines es uno de los principales grupos vitivinícolas españoles, con una especial importancia en los mercados exteriores. Su origen está en Elciego, Rioja Alavesa, donde José Murúa Villaverde fundó una primera bodega en 1926. En 1986, su hijo, Julián Murúa, retomó la actividad elaboradora y creó Bodegas Muriel. Con los años fue consolidando un grupo de marcas y bodegas, primero en Rioja Alavesa y, paulatinamente, en el resto de subzonas de la DOCa Rioja y en otras regiones. 

Actualmente, el grupo Muriel Wines gestiona un total de siete bodegas: cuatro en la DOCa Rioja (Muriel, Viña Eguía, Marqués de Elciego y la histórica Conde de los Andes, en Ollauri); una de vinos varietales de la tierra (Real Compañía de Vinos); una en la DO Rías Baixas (Pazo Cilleiro); y la más reciente, Valdecuriel, en la DO Ribera del Duero. A partir de ahora, Luis Alegre se convierte en la octava bodega del grupo.

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.