Una nueva resolución judicial da la razón a GARCÍA CARRIÓN en su lucha contra el fraude denunciado en la D.O. de Valdepeñas de pedir etiquetas genéricas de “TINTO” sin año y ponerlas en vinos etiquetados como “CRIANZA”, “RESERVA” y “GRAN RESERVA”. Este fraude era posible por la existencia de una etiqueta genérica para todos los vinos “TINTOS”, que no especificaba ni el tipo ni el año del vino, como venía reclamando GARCÍA CARRIÓN.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Valdepeñas ha acordado requerir a la D.O. de Valdepeñas para que “de forma inmediata proceda a dar cumplimiento a lo acordado en el auto de fecha 19 de noviembre de 2020”.

El citado auto ya acordó que el operador de la D.O. Valdepeñas que lo desee pueda poner las contraetiquetas específicas para Reserva y Gran Reserva, permitiendo referenciar con la añada las contraetiquetas de vino.

El Juzgado apercibe a la D.O. Valdepeñas con la imposición de multas coercitivas y poder incurrir en un delito de desobediencia en caso de volver a obstaculizar o impedir en el futuro la utilización de las contraetiquetas específicas a los operadores de la D.O. Valdepeñas que así lo deseen.

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.