Los países de la Unión Europea (UE) están de acuerdo en prolongar hasta 2045 la autorización de la plantación de viñedos. De esa manera, el sistema de autorización para plantaciones de viñedo se prolongará de 2030 a 2045, quince años más de lo previsto inicialmente. El acuerdo se logró en una reunión de un grupo técnico de agricultura y ahora el mandato de prórroga deberá ser discutido por la Eurocámara, aunque todavía no se conoce la fecha, indicaron las fuentes. En todo caso, el Parlamento Europeo ya se había mostrado favorable a esa extensión.

El sistema de autorizaciones para plantaciones de viñedo permite controlar y planificar anualmente el crecimiento del potencial productivo para adecuarlo a la demanda y las medidas de desarrollo rural. Su debate se enmarca en la reforma de la Política Agrícola Común.
El Consejo y el Parlamento Europeo negocian esa reforma, que incluye tres textos de reglamento –planes estratégicos, financiación y organización común de mercados agrarios– y el objetivo de la presidencia portuguesa es cerrar un acuerdo sobre los tres a lo largo del trimestre.
En una carta dirigida a finales de enero a las instituciones europeas, la Federación Europa de Vinos de Origen consideró “fundamental preservar un instrumento que permite un crecimiento adaptado y dinámico de los viñedos de la UE” y subrayó la importancia de mantener ese sistema, que considera un pilar de la política vinícola europea.
Recordó, además, a las instituciones que tanto los aranceles que impone Estados Unidos a muchos vinos europeos como la pandemia del COVID-19 han tenido un fuerte impacto sobre un sector que se encontraba en buen estado hasta hace poco y auguró “años” hasta que se pueda volver al nivel anterior a la crisis.

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.