Una veintena de representantes de alojamientos, bodegas, restaurantes y ayuntamientos visitaron el 28 de diciembre la comarca de Añana y Vitoria-Gasteiz para conocer, in situ, sus productos.

La propia provincia de Álava ha sido, en esta ocasión, el destino escogido por la Ruta del Vino de Rioja Alavesa para uno de los viajes de formación que realiza cada año. El objetivo del viaje de este año ha sido impulsar la conexión de Rioja Alavesa como comarca perteneciente a Álava con su propia economía y cultura local, fomentando el compromiso de la misma con el desarrollo territorial sostenible, los productos locales y  el medio rural desde el punto de vista de su multifuncionalidad, y restableciendo la confianza y el conocimiento mutuo productor/consumidor.

La Ruta del Vino de Rioja Alavesa realiza todos los años un viaje de formación a otro destino enoturístico estatal –o, en ocasiones, a destinos internacionales– a fin de ver más allá de su propia realidad y adaptar buenas ideas. Una excelente forma de conocer productos, servicios y procesos de trabajo en el sector enoturístico que evidencien las mejores prácticas; aprender de otros para adaptar ese aprendizaje a la propia realidad de idiosincrasia de la Ruta.

En esta ocasión, el destino escogido ha sido la propia provincia de Álava. Y la mejor forma de ‘empaparse’ de ella era identificar los productos y productores provinciales para darlos a conocer y ponerlos en valor. En palabras de María Jiménez, gerente de la Ruta del Vino de Rioja Alavesa, “se trataba de conocer la oferta productora de las zonas rurales de Álava para poderla ofrecer a nuestros visitantes e intentar que las pernoctaciones se restablezcan lo antes posible y sean más duraderas. Sin olvidarnos, por supuesto, de la creación de sinergias, tanto entre las diferentes comarcas, como entre los propios productores”.

Otros de los objetivos de este viaje han sido: conocer comercios o servicios provinciales que se puedan contratar para así desarrollar un consumo Km 0 beneficioso para todos; vincular y fortalecer el sector agroalimentario (en este caso vino y aceite, principalmente) con el pequeño comercio provincial; facilitar herramientas a los productores para promocionar y comercializar su producto; crear canales de comercialización de circuito corto para un desarrollo sostenible de Álava; ayudar a los compañeros del resto de la provincia dedicados a la producción y el turismo, consumiendo Álava; crear sinergias con los propios asociados al compartir en el viaje experiencias comunes; y fortalecer el vínculo y la identidad de Rioja Alavesa como parte de Álava.

En el transcurso de este viaje de formación los asistentes han podido conocer las mermeladas ecológicas Beltzitina, en Anúcita; la explotación de vaca terruño y una sidrería, en Kuartango; saborear las excelencias culinarias del restaurante El Viso, en Armiñón; y, por último, visitar las instalaciones de la Asociación Alavesa de Miel, en Vitoria-Gasteiz. 

Mas información en www.rutadelvinoderiojaalavesa.com

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *