Cuatro años seguidos lleva Vegamar con sus vinos de garnacha por encima de los noventa puntos en la prestigiosa guía de vinos

El Esencia de Vegamar 2018 y el Huella de Garnacha 2020 comparten notas con otro sobresaliente, el Vegamar Crianza 2018 

La más famosa guía de vinos de nuestro país, la Guía Peñín, acaba de volver a las librerías y a la red, y para Bodegas Vegamar es de nuevo una gran noticia porque por cuarto año consecutivo sus vinos de garnacha, tanto varietal como yendo en parte del coupage, vuelven a situarse entre los mejores de nuestro país al superar los noventa puntos que marcan la gran diferencia en al guía.

      El Esencia de Vegamar 2018 repite la posición manteniendo los mismos puntos que lograran las añadas anteriores, 91. El Esencia es un vino que lleva garnacha, pero también syrah, la variedad francesa que está de moda en los mercados internacionales y que hace tan buena pareja de baile con la garnacha del Alto Turia. En este caso, el vino se envejece en barricas nuevas de roble francés durante catorce meses antes de su estancia en botella. 

      Las primeras críticas de los jóvenes del 2020 llegan también con Peñín. Así, el Huella de Garnacha 2020, también sigue la senda triunfal de las anteriores añadas, al marcar los 90 puntos. En este caso hablamos de un vino de añada monovarietal.

      La garnacha del Alto Turia, en el noroeste de la DOP Valencia, se ha convertido una referencia entre los de su variedad. Estas mesetas valencianas lindantes con la provincia de Teruel, pero con la influencia del Mediterráneo en pocos kilómetros, son un lugar tradicional de cultivo de la casta autóctona, ahora especialmente de moda con las modernas vinificaciones como las que realiza Vegamar que dan lugar a estos vinos tan aromáticos y singulares.

    

  Junto con estos dos vinos, la Guía Peñín también otorga 91 puntos a otro clásico de la bodega de Calles, el Vegamar Crianza 2018, que con su coupage de tempranillo, syrah, merlot y cabernet sigue siendo arriba en las guías, ya que recientemente había ganado un Oro en Mundus Vini en Alemania, el mismo galardón que logró el Esencia.

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.