El lunes, 30 de agosto, comienzan los controles de maduración en la D.O. Ribeira Sacra. Técnicos del Consello Regulador realizan estos controles en parcelas representativas de las cinco subzonas de la D.O. y con todas las variedades de uva acogidas a la misma.

Estos controles sirven para determinar el estado de la uva y ayudan a establecer la fecha oficial que recomienda el Consejo regulador para el inicio de vendimia, sin perjuicio de que alguna bodega pueda empezar la recogida de uva con anterioridad si sus uvas tienen las condiciones adecuadas. En la campaña pasada una bodega de la subzona Ribeiras do Sil iniciaba los trabajos de recogida de uva el 26 de agosto.

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *