· Spanish Wineries for Emission Reduction‘ es una categoría adicional del certificado WfCP que exige mayores reducciones de emisiones de CO 2 y la inclusion obligatoria del alcance 3


· Además, las bodegas Vivanco y Carlos Serres en Rioja, han obtenido el sello Wineries for Climate Protection WfCP y con ellas son ya 27 bodegas certificadas en toda España


 La bodega de Familia Torres en Pacs del Penedés ha sido la primera en obtener recientemente el sello Spanish Wineries for Emission Reduction una versión del certificado Wineries for Climate Protection WfCP que contempla, entre otros aspectos, un mayor compromiso en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y la inclusión del alcance 3 en el cálculo y en los planes de mejora

Avanzando en la lucha contra el cambio climático y con el objetivo de dar un paso más en su mitigación, la certificación WfCP contempla esta categoría adicional Spanish Wineries for Emission Reduction que requiere una mayor exigencia en uno de los cuatro pilares del esquema, la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero

Las bodegas que quieren voluntariamente acceder a esta categoría, además de cumplir con los requisitos del esquema WfCP deben verificar unas condiciones adicionales, como son emplear un 15 de energía renovable autogenerada y haber reducido un 15 su huella de carbono (incluyendo alcances 1 2 y 3 con un objetivo de reducción a largo plazo de 35 para 2030

Se trata de una oportunidad para aquellas bodegas que están en disposición de adquirir un mayor nivel de compromiso en este objetivo como es el caso ahora de Familia Torres, que ya obtuvo para su bodega del Penedés el certificado de WfCP en el año 2017

Por su parte, dos nuevas bodegas han obtenido en el último mes el certificado Wineries for Climate Protection Se trata de Bodegas Vivanco y Bodegas Carlos Serres que han superado la auditoría independiente que les hace merecedores de obtener el sello Estas bodegas se unen a Criadores de Rioja, también del Grupo Vivanco, que obtuvo la certificación en 2018 y consolida así la apuesta de este grupo bodeguero por la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente

En lo que va de año además han superado la renovación bienal obligatoria, que implica un cumplimiento en los planes de mejora de las empresas en cada uno de los ámbitos de actuación de WfCP las bodegas Ramón Bilbao, Cavas Vilarnau y Criadores de Rioja, mientras que Campo Viejo  obtenido ya su segunda renovación, al ser la primera bodega de España en certificarse en el año 2016 De aquí a final de año se espera que otras 11 bodegas renueven su certificado también

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *