No obstante, a nivel interanual se registró una merma de un 3,5%, que se explicaría a partir de los efectos de la covid-19 sobre la economía.


El consumo de vino creció un 1,9% en el mercado interno durante los primeros cinco meses del año, respecto de igual período del año pasado. Así lo consignó un informe elaborado por Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV).

La dependencia oficial precisó, sin embargo, que el mes pasado la venta de vino en el mercado local marcó una merma de 3,5% frente al resultado de doce meses atrás. Esto puso de manifiesto que el consumo de este producto no quedó exento de los vaivenes que mostró la economía en general debido al coronavirus.

El INV señaló la caída del total de vino despachado durante mayo se explicó fundamentalmente a partir del vino blanco, que marcó una disminución de un 2,7%.

Ese mes los espumantes marcaron un fuerte derrumbe del 58,7%, en comparación con igual mes del año pasado. Esto se explica, esencialmente, debido al aislamiento preventivo, y a las restricciones para la realización de eventos y para la apertura de comercios en gran parte del país. (Télam)

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.