·         Un vino de finca que sale a la venta en una exclusiva producción de 8.180 botellas numeradas 


·         En su búsqueda constante por subrayar el trabajo artesanal y la excelencia, Conde de San Cristóbal presenta Reserva Especial junto con la Colección Graphik de Christofle, firma de lujo francesa 


Madrid, 26 de noviembre de 2019.- Conde de San Cristóbal presenta Reserva Especial 2015, el tinto más exclusivo de la bodega con una producción limitada de 8.180 botellas numeradas. Una nueva referencia de gran personalidad, equilibrada y elaborada exclusivamente a partir de la variedad Tinta Fina procedente de las mejores parcelas que mantienen la esencia de la tierra con denominación de origen Ribera del Duero. Esta referencia se suma al portafolio de la bodega, completado con un crianza de corte tradicional –Conde de San Cristóbal clásico-y un rosado de lágrima atípico –Flamingo Rosé-.

“Conde de San Cristóbal Reserva Especial 2015 es un nuevo vino de finca que representa las características únicas y particulares de nuestro ‘terroir’ en el Pago de Valdestremero. Un gran vino potente y estructurado resultado del trabajo de la bodega que busca alcanzar siempre la máxima calidad y exclusividad”, señala Don Pelayo de la Mata, XI marqués de Vargas y IX conde de San Cristóbal.

Por su parte, el experto enólogo Jorge Peique –vinculado al grupo vinícola Bodegas y Viñedos Marqués de Vargas desde hace dos décadas–, y Xavier Ausás, asesor vitienológico –ligado a dos de las bodegas del grupo– han trabajado mano a mano en su desarrollo, obteniendo un tinto con carácter, fondo mineral e intenso, una boca potente y sabrosa, y con un tanino fresco y pulido fruto de una crianza de 20 meses en barricas de roble francés.

Un vino exclusivo elaborado a 900 metros de altitud

La finca alcanza 80 hectáreas con un extenso viñedo que desciende a lo largo del valle, con viñas de más de 35 años de antigüedad. En concreto, la Tinta Fina empleada en la elaboración del Reserva Especial procede de ‘La Arenosa’, una de las catorce parcelas en total que rodean la bodega, situada en lo alto del páramo, a 900 metros de altitud.

Conde de San Cristóbal Reserva Especial 2015 ha seguido un proceso minucioso y cuidado como cada uno de los vinos de la bodega. Desde su vendimia, realizada de manera manual en un ejercicio de respeto con la cepa y el fruto; el traslado de la uva hasta la mesa de selección; la fermentación realizada a temperatura controlada hasta su embotellado y etiquetado manual.

Conde de San Cristóbal y Christofle: máxima excelencia y alta gama

En la búsqueda constante de Conde San Cristóbal por ensalzar el trabajo artesanal y la excelencia, el lanzamiento de Reserva Especial 2015 está acompañado de la nueva Colección Graphik dedicada a la enología de Christofle, firma de lujo francesa que encarna el arte de compartir desde su nacimiento en 1830. 

Las piezas de la colección, que combinan estética y funcionalidad, están diseñadas en plata y complementan el servicio original en vidrio. Graphik incluye en su nueva línea componentes esenciales y tradicionales para disfrutar de vinos de alta gama como Conde de San Cristóbal Reserva Especial 2015 integrada por sacacorchos, tapón, anillo de Baco antigoteo, platillo para jarras y botella y  reposabotellas. Además, Christofle ha creado un estuche para corchos Grand Cru, –con opción a personalizar con grabado–, para preservar el recuerdo de una experiencia tan especial como es degustar un vino excepcional.

Notas de cata Conde San Cristóbal Reserva Especial 2015

Envejecimiento: 20 meses en barrica de roble francés.

Variedades: 100% Tinta Fina.

Grado alcohólico: 14% Vol.

Producción: 8.180 botellas de 75cl y 300 Magnums de 150cl.
Descripción: color cereza intenso, con ribete granate. Aroma complejo e intenso, con fondo mineral e intenso. En boca es potente, sabroso; con un tanino fresco y redondo.
PVP recomendado: 38,95 €

Sobre Conde San Cristóbal

La bodega Conde de San Cristóbal, situada en el Pago de Valdestremero, en el corazón de la Ribera del Duero, nace a principios de siglo construida por la familia de la Mata, propietaria también de las Bodegas del Marqués de Vargas en Rioja Alta. Sus viñedos gozan de un clima continental extremo con acusadas oscilaciones térmicas y una pluviometría moderada. Unas características climatológicas que tienen gran influencia en el ciclo de la planta y la maduración de la uva.

Además, gracias a los siete tipos de suelos existentes en la propiedad, y a las temperaturas extremas combinadas con los vientos de las montañas, los vinos adquieren un elevado nivel de acidez, lo cual les aporta mayor estructura y longevidad. Como resultado, los vinos de la bodega Conde de San Cristóbal, dedicada en exclusiva a la obtención de vinos tintos de alta gama, son de producción limitada.

Bodegas y Viñedos Marqués de Vargas

Bodegas y Viñedos del Marqués de Vargas es un sólido proyecto familiar –presidido por D. Pelayo de la Mata, XI marqués de Vargas y IX conde de San Cristóbal– asentado en las denominaciones de origen Rioja, Ribera del Duero y Rías Baixas. Enclaves únicos donde producen ediciones limitadas de vinos de finca procedentes exclusivamente de viñedos propios. Sus vinos de alta gama se han convertido en referencias reconocidas internacionalmente por la calidad y personalidad de las Bodegas Marqués de Vargas, Conde de San Cristóbal y Pazo de San Mauro.

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.