La bodega extremeña presenta su segunda alianza con la industria de la moda gracias a su colaboración con el diseñador Juanjo Oliva

Por primera vez en sus 20 años de historia, uno de sus vinos de ‘Alta Costura’ (edición coleccionista), Habla Nº23, está vestido por un diseño del artista español

Madrid, octubre 2021.- Bodegas Habla, fundada en la ciudad de Trujillo (Cáceres), lanza su segunda colaboración con la industria de la moda española como respuesta a su continua labor de crecimiento e innovación, desde su nacimiento en el año 2.000. 

Habla x Oliva nace como respuesta a la relación que la bodega tiene de forma directa con el sector del lujo. En sus obras, sus vinos, hay continuas referencias a la industria de la moda, el perfume o el cine. Por ello, Habla -al apostar siempre por la excelencia-, ha confiado en Juanjo Oliva, uno de los grandes iconos de la moda española, para crear una pieza única.

Imagen que contiene persona, interior, ventana, tabla

Descripción generada automáticamente

Se trata de un complemento diseñado en exclusiva bajo el sello español del creador Juanjo Oliva: un bolso cubre botella, con un doble juego. Es decir, además de vestir un hito en la historia de la bodega, Habla Nº23, (por primera vez la bodega lanza un monovarietal de Malbec) puede ser reutilizado como bolso tipo bandolera

Un accesorio confeccionado de forma artesanal, en un taller madrileño, a base de sarga de algodón crudo, con motivo de espiga, y piel de vaquetilla (fabricada en Ubrique), pespunteada en blanco -siguiendo la línea gráfica de Habla-, en el asa, en los cierres y en el panel rectangular donde están grabados ambos logos. 

“Desde Bodegas Habla nos propusieron diseñar un bolso cubre botellas que acompañara su nuevo vino numerado, Habla Nº23. Es decir, buscar un contenedor que no resultara obvio y que tuviera un segundo uso. Y eso hicimos, proponerles varios prototipos hasta llegar a la pieza final. Un resultado con el que estamos encantados”, afirman desde Oliva.  

Habla x Oliva cumple con el deseo de la bodega de seguir apostando por el lujo accesible en la línea del que ya se ha convertido en su buque insignia, Habla del Silencio, su equivalente al prêt-à-porter de la moda. Con este nuevo complemento, la bodega permite al cliente acceder a un diseño único, exclusivo y artesanal, que sin esta colaboración sería impensable adquirirlo. 

“El objetivo principal de esta colaboración es unir nuestros vinos con la moda y el arte para seguir trabajando en la idea de que el lujo no es inalcanzable y buscando siempre la excelencia del producto”, afirman desde bodega.

HABLA ES MODA, ES ARTE.

Una pieza a la altura de un vino que pertenece a la colección ‘Alta Costura’ de la bodega. Este fue el objetivo con el que desde Habla partieron a la hora de proponer el proyecto a Juanjo Oliva. “Estábamos a las puertas del lanzamiento de Habla Nº23, un hito en la historia de la bodega, y teníamos que crear una acción a la altura de este acontecimiento”, cuentan desde la bodega. 

Habla Nº23 es un monovarietal de Malbec, cosechado en el año 2017, que continúa el estilo de los vinos redondos de la bodega al haber alcanzado su máximo nivel. Por ello, pertenece a la línea ‘Alta Costura’, de edición limitada, única e irrepetible. Un vino unido a la colaboración con Juanjo Oliva ya que estamos ante dos grandes obras que asientan la relación de Habla con el mundo del arte.

Una alianza, Habla-arte, iniciada en el año 2017 cuando surgió su primera colaboración con la moda. Una campaña visual que reinterpretaba a clásicos de la pintura barroca y neoclásica mediante la colaboración de algunas de las figuras más icónicas de la moda española. Alvarno, Ulises Mérida, Palomo Spain, María Escoté o recrearon el vestuario de los protagonistas de las obras desde su estilo personal. 

La marca continúa así su historia iniciada por Miguel Ángel con aquel golpe de maza en la rodilla de su estatua, el Moisés, que cambiaría el rumbo del arte. 

PVP: 150 €

A la venta a partir del 10 de noviembre en la tienda física situada en la bodega (Carretera A-5, km 259, Trujillo-Cáceres) o a través de su tienda online. 

SOBRE BODEGAS HABLA

Se trata de un proyecto que nació en el año 2.000 con la construcción de la bodega en una zona con escasa tradición vitivinícola pero con un gran potencial para la elaboración de grandes vinos gracias a su particular microclima y a las cualidades del terreno (cuenta con suelos de pizarra y arcilla que mantienen una temperatura cinco grados inferior a la de Trujillo). Actualmente, el viñedo alcanza las 200 hectáreas, divididas en 42 parcelas y plantadas con las variedades Tempranillo, Cabernet Franc, Cabernet Sauvignon, Syrah, Malbec, Petit Verdot y Sauvignon Blanc. Uvas con las que se elabora la joya de la bodega, Esencia -se procesa solo con lo mejor de cada una de las variedades tintas-, la colección de vinos de ‘Alta Costura’: Habla ‘Edición Limitada’; el prêt à porter Habla del silencio, los jóvenes Habla la tierra y Gotas de Habla; y los blancos Duende y Habla de ti. 

Además, Habla elabora un aceite monovarietal, Picual 100%, Sol del Silencio, procedente de los distintos olivares que se sitúan en la Finca Dehesa de la Torrecilla (Trujillo).

Fuera de Trujillo, en la Bahía de San Juan de Luz, la bodega ha desarrollado una nueva categoría de vinos, el vino submarino. Se trata de Habla del Mar cuya segunda fermentación se elabora a 15 metros de profundidad bajo el mar y envejecer entre 6 y 9 meses. También fuera de Extremadura, en concreto en Francia, Bodegas Habla controla unas exclusivas hectáreas de viñedo. En Côte des Blancs, al sur, se elabora elchampagne Moses, y en la mejor zona de Côte de Provence, frente a la montaña Sainte Victoire, tiene su origen el vino más sensual y glamuroso de las bodegas, Rita. 

Tanto dentro como fuera de nuestras fronteras, Bodegas Habla apuesta por una viticultura ecológica, en la que no se utilizan productos químicos, combinada con las tecnologías más punteras, todo ello bajo la atenta supervisión de los enólogos. 

SU ESENCIA

Según cuenta la leyenda, cuando Miguel Ángel terminó de esculpir su Moisés, le pareció tan realista que golpeó con un martillo sobre la rodilla de la escultura y le ordenó: «¡Habla!». Este es el origen de la marca y el nivel de perfección que Bodegas Habla pretende dar a cada uno de sus vinos, con los que busca expresar lo indómito y lo mágico de la naturaleza; y la creatividad y el cariño de quienes la trabajan.

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.