• La nueva estructura distingue “históricas” y “principales”
  • Se continuará investigando con el material vegetal en peligro de desaparición


Alicante, 19 mayo 2021

Un nuevo pliego de condiciones de la DOP Alicante está en periodo de exposición publica tras más de dos años de gestiones administrativas. Entre los cambios importantes se encuentra la reorganización de variedades amparadas en su capítulo 6.

En este caso se han reorganizado las variedades en tres bloques que distinguen lo “histórico”, lo “principal” y lo “secundario”.

Como históricas se han añadido aquellas variedades que, estando legalizadas lógicamente en la Comunidad Valenciana, pueden ser incorporadas en estos momentos ya que se ha identificado material vegetal entre las cepas alicantinas.

Alicante es considerada en su historia como un “reservorio” de variedades singulares que, desde la huerta de la capital, se extendieron por las comarcas cercanas. El paso del tiempo, el cambio de pies, tendencias comerciales, o las diferentes reformas agrarias y política varietal europea, hicieron que estas desaparecieran. Aún así, algunas cepas o incluso parcelas han continuado dando frutos confundidas entre otras y la lucha es identificar, sanear y legalizar en la medida de lo posible este patrimonio. Para ello se han encargado estudios con la Universidad Politécnica de Valencia que ha radiografiado la genética de algunas de ellas.

Las incorporadas a este capítulo han sido como blancas: Tortosí, Pedro Ximénez, Forcallat blanca, Planta nova o tardana. Y como tintas: Forcallat tinta, Bonicaire, Miguel del Arco, Garro, Mandó y Trepat.

Otro capítulo lo ocupan las variedades “Principales”, donde se han agrupado las que han formado parte de la historia, las que han estado reconocidas en los 19 cambios legislativos de la DOP Alicante y las que expresan la vinculación mayoritaria con el territorio, suponiendo hoy las de cultivo principal. En Blancas: Moscatel de Alejandría, Alarije, Subirat Parent (malvasía), Merseguera (verdosilla), Verdil. Y en tintas la principal Monastrell, Garnacha Tintorera o Alicante Bouschet, Giró-Gironet y Bobal (aunque muy minoritaria en estos momentos, pero presente desde hace siglos en algunos parajes.
 
Por último y bajo el concepto de “secundarias” se agrupan las que se han incorporado desde los años 70, según las tendencias. Se agrupan aquí variedades de diversas procedencias que eso sí, han supuesto una importante parte del cultivo actual y han aportado, en el devenir de la zona, nuevos perfiles y creaciones.
 
El actual objetivo del CRDOP Alicante es extender esta mayor sensibilización a las variedades propias, continuar con la identificación y selección de las mismas para evitar su pérdida definitiva con su legalización e incorporación en el pliego y fomentar en la medida de lo posible su cultivo, pese a las dificultades de la administración o las tendencias mayoritarias del mercado.

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.