Nueva imagen, mismo espíritu para su añada 2018


Gumiel de Izán, marzo 2020.-  En Abadía de San Quirce presentamos la añada 2018 de nuestro vino más joven “Abadía de San Quirce barrica 6 meses” con una nueva imagen que se adapta a los nuevos tiempos sin perder su esencia  que ha sido, desde el principio, ir más allá del típico roble, es decir, pensado desde el viñedo y elaborado 100% con Tinta Fina.

De sus viñas jóvenes, todas ellas en vaso, se elabora este vino en el que se busca un perfil fresco y frutal, con una crianza de 6 meses reales en barricas de roble (60% americano y 40% francés).

La nueva imagen se ha aplicado a los 4 elementos externos: etiqueta, contraetiqueta, cápsula y botella, ahora tipo borgoña que sustituye a la anterior bordelesa. También suma elegancia la elección de un vidrio de tonos ambarinos y por último la cápsula de color cobre  complementa la conjunción de todos los elementos para reforzar la información de códigos de distinción y delicadeza.

La vendimia 2018 fue un año seco con lluvias en septiembre que  permitieron una óptima maduración de las uvas con todos los parámetros para obtener un vino  de alta calidad, totalmente equilibrado. El resultado es un vino de color cereza brillante con un aroma fresco a fruta roja madura y notas especiadas. En boca es amable, carnoso, con finas notas de roble y un toque mineral.

Desde su fundación, en Abadía San Quirce se  ha realizado una decidida apuesta por la excelencia. Vinos de alta calidad que reflejan las peculiaridades del suelo y la variedad autóctona, la Tinta Fina.

Trabajar con viñedos propios, permite cada año controlar todo el proceso productivo, renunciando a altas producciones para obtener uvas de altísima calidad, garantizando de esta manera la identidad y el origen de procedencia de sus vinos con diferentes crianzas.

Viñedo

Abadía de San Quirce posee un total de 21 has de viñedo propio de la variedad Tinta Fina en los términos de Aranda de Duero y La Aguilera. Así mismo controla otras 80 has, de la misma variedad, repartidas entre los pueblos de Gumiel de Izán y la Aguilera. De todas ellas se obtendrá la uva para la elaboración de sus vinos.

Toda la plantación está formada en vaso, como se hacía tradicionalmente en esta región. Las edades del viñedo están comprendidas entre los 15 de los más jóvenes hasta los más de 100 años, de viñas prefiloxéricas plantadas en el año 1900. Al tratarse de un viñedo tan antiguo, está repartido en numerosas parcelas con diferentes tipos de suelos (arenosos, calizos, franco-arcillosos). Esto les permite obtener uvas, que aun tratándose de la misma variedad, son totalmente diferentes debido a ese carácter que les imprime su terruño particular.

Producción de Abadia de San Quirce seis meses 2019: 150.000 botellas.  PVP:8,95€.

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.