• La bodega navarra ha obtenido recientemente Medallas de Oro y Plata en diferentes Concursos nacionales e internacionales. 
  • Pagos de Araiz Rosé 2021 obtuvo la Medalla de Oro en el Concurso Garnachas del Mundo y Pagos de Araiz Crianza 2019 en Mundus Vini.

Olite, 25 de mayo de 2022. Los vinos de Bodega Pagos de Araiz han obtenido recientemente Medallas de Oro en prestigiosos concursos nacionales e internacionales, como es el caso del Concurso Garnachas del Mundo, donde Pagos de Araiz Rosé 2021 despuntó con un Oro o Mundus Vini en el que destacó Pagos de Araiz Crianza 2019. Además, este vino obtuvo también una medalla de plata en el Concurso Bacchus.

Son numerosos los profesionales nacionales e internacionales del sector vitivinícola que participan catando como jurado en estos concursos para seleccionar los mejores vinos. En el caso del Concurso Garnachas del Mundo, se celebraba la 10ª edición y tuvo lugar en Olite, Navarra, misma localidad donde está ubicada la bodega Pagos de Araiz, durante los días 5 y 6 de mayo. Cerca de 900 vinos fueron catados por un panel de expertos internacionales de 12 nacionalidades diferentes y participaron unos 80 catadores de 12 países diferentes. Por su parte, el Concurso Mundus Vini, al que se presentan más de 11.000 vinos de todo el mundo cada año, está formado por un jurado profesional integrado por enólogos, productores, distribuidores, sumilleres y periodistas especializados.

La Bodega navarra Pagos de Araiz, perteneciente a Masaveu Bodegas, no solo elabora grandes rosados sino también grandes vinos tintos bajo la gama Pagos de Araiz compuesta por un total de cinco vinos (dos rosados y tres tintos). Además, la bodega elabora también una gama de vinos monovarietales premium denominada Blaneo.

Sobre Bodega Pagos de Araiz

Con la adquisición de la Finca Pagos de Araiz en Olite, por parte de la familia Masaveu en el año 2000, germinó un proyecto fresco y atrevido en la tradicional D.O. Navarra. Esta apuesta comenzó con la construcción de una bodega absolutamente vanguardista de 14.000 m2 y de estilo château situada a las afueras de la villa medieval de Olite. En los tres años siguientes, se plantaron, en esa finca de 400 hectáreas, 240 de viñedos propios alrededor de las instalaciones de distintas variedades de uvas (tempranillo, graciano, garnacha, merlot, cabernet sauvignon y syrah). 

Su innovadora forma de gestión y una amplia oferta enoturística, conecta Pagos de Araiz al peso histórico, natural y vitivinícola del entorno con el arte y la gastronomía. Es el marco ideal de un futuro brillante y prometedor, vinculado a los valores de Navarra, territorio vitivinícola clásico y emergente al mismo tiempo.

Un campo de pasto seco

Descripción generada automáticamente

Los esmerados cuidados en el viñedo y en la bodega constituyen el éxito de su desarrollo enológico, enlazando las plantaciones con una tecnología puntera de última generación que, junto con los procedimientos de control pioneros, dan como resultado una elaboración media de 500.000 botellas anuales.

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.