Parece que vamos con prisas, casi ni da tiempo a terminar una campaña, comenzar otra y sin tiempo de comentar una cosa y otra, nos abocamos a una de las vendimias más tempranas de nuestra historia, si es que no es la más temprana. No está generalizada, pero si comenzada en muchos sitios, todo el sur de España, de Madrid para abajo, la práctica totalidad del levante completo, incluso partes del norte de España, como Rioja, ya han comenzado a cortar racimos, casi podríamos decir que deprisa y corriendo antes de que se nos venga la cosecha más aún abajo por el calor y la sequía.

Precios de uva generalizados aún no hay, tan pronto los haya se los enviaré. Se habla de un precio similar al del año pasado, aunque con la controversia de que se está apostando que sea superior al estar evaluando la cosecha también inferior a la del año pasado.

A mi modo de ver no cabe duda de que el secano se está viniendo abajo cada día que pasa, este verano tan anómalo está haciendo mella en los viñedos, donde tenemos algunas zonas que hace más de cuatro meses que no cae una sola gota de agua. El regadío está mejor, como es natural y de esto y de la climatología en el próximo mes va a depender en gran medida lo que esta cosecha nos puede dar, ya que quien inclina la balanza en una cosecha a nivel nacional es la uva airén en Mancha. Es una uva de ciclo más retrasado, le quedan aún unos 15 o veinte días para poderla vendimiar y si en este tiempo o durante la vendimia lloviera, esta uva tan aclimatada a las sequías y tan rustica, ganaría peso inmediatamente. Por otro lado, si pasa lo contrario, es decir, continua el calor y no llueve, y se viene abajo, sería todo lo contrario, disminuiría la cosecha enormemente. De momento la Airén, mal que bien, va aguantando, no la veo, en general excesivamente mal dadas las circunstancias a las que está sometida.

Por eso hay poca gente que se atreva a dar datos definitivos de cosecha, las cooperativas de Castilla La Mancha dan un 13% de merma en Mancha y un 10% en España, haciendo la salvedad del clima. No me parece mal balance, aunque, como antes les digo, hay que esperar.

Preocupante, por mucho que oigan en la televisión, radios, y algunos medios de comunicación, la calidad de la uva. Comprendo y acepto que a estos niveles de publicaciones de cara al público en general no es “correcto” decir que la uva puede venir con problemas, y antes bien, dicen que viene con una calidad extraordinaria por el calor y al no tener enfermedades graves que provoca, sobre todo, la humedad. Cierto, pero eso no es todo en la uva.

Hay que tener en cuenta que, de seguir así, nos enfrentamos, sobre todo en la uva de secano, una uva que no ha madurado correctamente, por la rapidez con la que ha hecho. Una uva que no va a pesar, como vulgarmente se dice, en muchos remolques se va a comprar orujo más que uva, con muy poco rendimiento, quizá quemada por el sol, y desequilibrada totalmente en cuanto a analítica se refiere. Muchas veces también con un grado engañoso, ves una uva dorada (que es quemada) y parece que tiene buena pinta, pero luego no tiene grado al no haber podido madurar.

Nos enfrentamos, además, y si sigue así, a una vendimia caliente, con la dificultad de controlar fermentaciones ya que puede llegar incluso a la bodega fermentando ya si te descuidas un poco en el campo. Esto también nos da un incremento importantísimo de energía y costes al tener que enfriar ese mosto para las fermentaciones controladas y mantener la temperatura correcta y deseada durante la fermentación.

En fin, que es un año de enólogos, los tenemos muy buenos, y se esforzarán en sacar un buen vino de una mala uva, estoy seguro, otra cosa es que se pueda conseguir, veo una vendimia conflictiva y difícil.

Con los tintos puede pasar tres cuartos de lo mismo, ya conocemos las nuevas variedades o el tempranillo, unas uvas que “se van” rápidamente elevan el grado enormemente en pocos días con una maduración rápida de por sí y más aún en años como estos, donde se nos pueden ir las graduaciones a cotas no comerciales.

En fin, una vendimia, informativamente muy atrayente, sin duda, les iremos, desde El Correo del Vino, informando de la misma a diario. Como se dice en el argot taurino: “Que Dios reparta suerte”

Cuídense mucho y ya saben, PROMOCIONEMOS EL VINO. SIEMPRE MEJOR CON VINO

Comparte en tus redes sociales:

Únete a la conversación

2 comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.