Finca Río Negro propone una selección de su Colección para celebrar el Día de la Madre. Un vino para cada tipo de madre: 992 –la opción perfecta para apasionadas de tintos con historias singulares– y Gewürztraminer, para amantes de blancos aromáticos.

992, un vino con mensaje

Con un nombre inspirado en la altura del viñedo, situado a 992 metros sobre el nivel del mar. Una propuesta de aroma intenso, donde predominan los frutos rojos y violetas con notas de roble francés Allier y americano. PVP: 10,75€

Gewürztraminer, el blanco de personalidad

Monovarietal criado sobre lías durante cuatro meses y caracterizado por ser un blanco con alta intensidad aromática, exuberante y complejo. Dominio de notas florales de rosa y frutales como manzana, cítricos, melocotón y tropicales como piña, maracuyá y lichis. En boca es fresco, intenso, sedoso y persistente. PVP: 13,50 €

Un proyecto único en la sierra Norte de Guadalajara

La Bodega elabora uno de los vinos más particulares de España, en Cogolludo –Guadalajara-. La altura de los viñedos en uno de los terruños más elevados desde el centro peninsular hasta el norte de Europa –a 1.000 metros de altura– y su ubicación, junto al Parque Natural de la Sierra Norte de Guadalajara, proporcionan a sus referencias características organolépticas únicas.

Una Bodega aislada, alejada de otros viñedos cuya ubicación desafía los límites tradicionales del cultivo de la vid. En concreto, Finca Río Negro es la única Bodega del centro peninsular presente en el Cervim y se incorpora a las principales regiones a nivel mundial donde la viticultura es considerada ‘heroica’, con un territorio y una climatología que imponen condiciones de cultivo extremas.

Al frente del proyecto está la familia Fuentes. Desde hace más de dos décadas trabajan por recuperar la tradición vinícola y vitivinícola de la zona.

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.