• Las cosechas ancestrales y la apuesta por las microvinificaciones marcaron el trabajo de los dos últimos años de este proyecto 100% ecológico
  • Tras un período de adaptación, Tomàs Cusiné. uno de los mejores ensambladores de España, embotella una nueva añada de Vilosell, su vino más emblemáticoEl Vilosell, noviembre de 2022.- 
  • El Vilosell fue la localidad elegida por Tomàs Cusiné para poner en marcha en 2003 su proyecto personal. Cusiné, considerado uno de los mejores ensambladores del país, decidió honrar el pueblo que lo acogió con un coupage de tempranillo, syrah y garnacha. Vilosell es ejemplo del trabajo que realiza la bodega cuidando la tierra y el entorno. En los últimos años, debido a la pandemia, la bodega se ha adaptado a los cambios y ha hecho cosechas ancestrales además de experimentar con microvinificaciones.El proyecto vuelve con vinos insignia como Vilosell, un vino completamente comprometido con su entorno. Hace años, Tomàs Cusiné estableció que el

100% de sus viñedos fueran ecológicos. Actualmente, trabaja para que sus proveedores también lo sean antes de 2025. “Sabemos que no todo el mundo aceptará nuestras condiciones, pero nuestra pasión vinícola procede de la tierra. Son nuestros valores y deben prevalecer para

asegurarnos de hacer el mejor vino siempre respetando el entorno”, señala Tomàs Cusiné.

La apuesta de la bodega es clara: innovar y crecer siempre teniendo en cuenta el territorio y el propio vino, cuyas uvas proceden de una vendimia seleccionada. Tras esta selección, maceran con las pieles y fermentan en depósitos de acero inoxidable a temperatura controlada, antes de reposar durante nueve meses en barricas de roble francés de primer y segundo año. Posteriormente, el vino tinto reposa otros tres meses en depósitos de cemento subterráneos para luego ser embotellado y etiquetado con sus coloridas rayas que reflejan el coupage de las distintas variedades.

El proyecto de Cusiné cuenta con numerosos reconocimientos de prescriptores y guías de reputación nacional e internacional. Robert Parker, Jancis Robinson, La Guía Peñín, La Guía Proensa y La Guía ABC, entre otras avalan la calidad de sus vinos. Asimismo, el año 2012 la Asociación Catalana de Sumilleres nombró a la bodega la Mejor de Catalunya.

El Vilosell 2018 es un vino tinto con aromas de fruta negra, chocolate negro con un toque de pimienta ligeramente picante. Aireándolo antes de servirlo, mostrará su lado más frutal. Aterciopelado y atractivamente dulce, ofrece en boca el sabor de arándanos y moras con un toque de moka. Goza de gran persistencia y amplitud.

PVP: 32,90€ (Magnum).

La bodega Tomàs Cusiné, el proyecto más personal de Tomàs Cusiné

La experiencia acumulada en las bodegas familiares Castell del Remei y Cérvoles Celler impulsó a Tomàs Cusiné a iniciar la que sería su primera aventura como bodeguero independiente, estableciéndose en la comarca de Les Garrigues, la zona vinícola con mayor altitud de la mitad sur de Catalunya. Su objetivo no era otro que elaborar vinos con carácter que reflejasen la expresión del territorio, implementando su propia filosofía vinícola y aprovechando su conocimiento de la D.O. Costers del Segre.

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *