El Vegamar Esencia 2017 y el Vegamar Dulce Oro de Alejandría logran sendos Bacchus de Oro en el certamen más importante de España


El Vegamar Crianza 2017 logra un Bacchus de Plata

El Vegamar Esencia acababa de recibir un Oro en Mundus Vini 

Se acaban de celebrar los premios Bacchus, los más importante de los que se celebran en nuestro país, y Bodegas Vegamar sigue con buen pie en lo que llevamos de año al lograr dos Bacchus de Oro de los tres que logró traerse a casa la Comunidad Valenciana.

  Se trata del Vegamar Esencia 2017, que acababa de lograr un Oro en Mundus Vini en Alemania, y del Dulce Oro de Alejandría 2019, que también los alemanes celebraron con una plata. Ambos premios reafirman la fuerza con la que llegan las últimas cosechas de Vegamar al mercado.

  Por si fuera poco, el Vegamar Crianza, también de la misma añada que el Esencia, ha logrado un Bacchus de Plata.

  El Vegamar Esencia 2017 es un vino de guarda, fruto de la mezcla de la autóctona de garnacha con el internacional syrah. Este tipo de coupages es lo que está haciendo grande a la bodega del Alto Turia, mezclando siempre el lado autóctono con la mejor pareja “de baile” de las variedades más conocidas en el extranjero hacia donde van dirigidos este tipo de vinos.

  La singularidad de las mesetas de Calles hacen vinos de altura también a clásicos de moscatel de Alejandría como el Dulce Oro de Alejandría 2019, que logró el otro oro para la bodega. Este vino ya había logrado otro Oro en Monovino 2020, aparte de la plata en Mundus Vini. Dos referencias, pues, a tener en mente de cara al año que entra.

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.