La coyuntura mundial del comercio del vino pasa por una de las mayores crisis de su historia. Vamos viendo vendimias, países, regiones, modos de vinos y la queja y el descenso es cosa común. Europa y los países productores de ella están, todos, quejándose. Actualmente comienza la vendimia en el hemisferio sur, y se repiten los mismos problemas que hemos tenido aquí, precios bajos de uvas, vinos que no se pueden comercializar y lleva a protestas generalizadas. Estos días de atrás vemos las grandes movilizaciones agrícolas que hay en toda Europa y que elevan sus protestas. Los más radicales, también lo hemos visto y sufrido en nuestras propias carnes, asaltan y vacían camiones de vino español, como si eso fuera la solución a la crisis del vino francés, por ejemplo.

Tenemos, por suerte o desgracia, yo creo que, por suerte, un punto en común que es la Unión Europea es verdad que con una maquinaria excesivamente pesada a veces. Tenemos también una Oficina Internacional del Vino que abarca los mayores países productores del vino en el mundo entero. Tenemos, en España la Federación Española del Vino (FEV) y la interprofesional del vino de España, que nos pueden representar perfectamente. Tenemos, pues, sistemas y organizaciones que pueden y deben elevar el problema para intentar tomar posiciones y decisiones comunes.

España, con unos precios al alza totalmente debido a la escasa cosecha que tenemos, lleva dos años consecutivos bajando en exportaciones, con problema de comercialización en los vinos tintos sobre todo y con la mirada temerosa en el futuro si tenemos una cosecha superior a las que venimos teniendo, en la que será imposible comercializar el vino elaborado. Francia no deja de descender su consumo per cápita, con bajadas importantes en los precios del vino, esta semana protestan por que no baje la barrica de Burdeos de los 1000 euros, y con unas ayudas por parte del gobierno, envidia de los demás países, con arranques de viñedos subvencionados, pero de todas formas con unos graves problemas de comercialización. Italia tres cuartos de lo mismo. Y si Francia se cree que vaciando cuatro camiones españoles o tirando de las estanterías de los supermercados los botellas de vino español, con eso van a solucionar el problema, están muy equivocados, sencillamente porque el mismo problema que tienen ellos lo tenemos en España, en Italia, en Argentina, en Chile o en Nueva Zelanda o China.

El problema es mundial y creo, que las soluciones a tomar tienen que ser también de ámbito mundial y yendo todos de la mano y juntos, no enfrentados

Tal y como les digo al principio, el problema es mundial y creo, que las soluciones a tomar tienen que ser también de ámbito mundial y yendo todos de la mano y juntos, no enfrentados.

Creo que es hora de convocar reuniones al más alto nivel y tomar decisiones en conjunto y en el ámbito internacional, de cuantos más países productores mejor, para potenciar a nivel mundial también el consumo moderado de vino, hacer una gran promoción conjunta para que podamos comercializar nuestros vinos. Como siempre he dicho no nos sobra vino, nos faltan consumidores. Y este consumo se está derivando totalmente al consumo ocasional, del fin de semana o fiestas o reuniones, pero no en el consumidor diario que cada comida pone un vaso de vino en su mesa, esto está desapareciendo día a día y la gente coven, por decir una edad, menor de 30 años, no consume vino ninguno por lo general. 

Por tanto, todos unidos y con soluciones conjuntas podremos salir adelante si lo sabemos hacer como muchas veces hemos demostrado que si se puede. Enfrentándonos unos productores con otros, solo agravaremos el problema.

Es hora de tomar decisiones rápidas, vaticino que, si no se hace y en seis meses estamos en Europa cortando uvas y la cosecha en general, viene solamente normal, el problema que tendremos en el vino, desde el precio de la uva hasta el último embotellado, será muy grande. Dicho queda.

Cuídense mucho y ya saben, PROMOCIONEMOS EL VINO. LA VIDA SIEMPRE MEJOR CON VINO.

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *