Si hay un vino que refleja cómo es nuestra producción en Bodegas Valtravieso y cómo tratamos de mimar todo lo que hacemos, es sin duda nuestro Crianza. Un vino que definimos como elegante, profundo y largo. Que tiene su origen en nuestra finca “La Revilla”, a más de 915 metros sobre el nivel del mar y en un suelo pobre en el páramo calizo de la Ribera del Duero, lo que le da al vino una personalidad todavía más exclusiva.


El Crianza de Valtravieso, 100% tempranillo, está al menos 12 meses en barrica de roble francés y americano, pasando luego a afinarse en botella. En total 2 años de proceso, para obtener un vino serio, con cuerpo, con notas de fruta madura y especias. Además de una marcada acidez natural que da una sensación en boca fresca y untuosa, sumando a un final largo sobre un tanino aromático.

Visita la página web de Valtravieso y hazte con nuestro Crianza. Con él descubrirás la personalidad de un proceso de elaboración que persigue la más alta calidad, con la mínima intervención, tanto en el campo cómo en sus elaboraciones.

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.