Bajo el título “Las mujeres que lideran el camino dentro del vino español”, la revista Decanter, una de las más prestigiosas del mundo dentro del sector del vino, ha seleccionado a las que considera las seis enólogas más destacadas de nuestro país. Entre ellas se encuentra Paola Medina, enóloga de Bodegas Williams & Humbert y de quien Decanter afirma: “Una de las enólogas más célebres de España. Paola se encuentra entre las figuras que lideran la llamada “Sherry Revolution” y que ha insuflado savia nueva a Jerez. Graduada en Química, Enología y Viticultura por las Universidades de Granada, Cádiz y Madrid respectivamente, su carrera profesional empezó en Ciudad Real donde trabajó como directora técnica en la Bodega 14 viñas. Finalmente, regresó a casa, convirtiéndose en parte de la segunda generación de la familia Medina que está al frente de las Bodegas Williams & Humbert. Su destreza técnica, su pasión por la tradición del vino de Jerez y su afán innovador se han traducido en unos vinos que han sido reconocidos en todo el mundo”

Junto con Paola Medina, Decanter destaca el trabajo de las enólogas Paula Fandiño de Mar de Frades, Sara Bañuelos de Ramón Bilbao, Almudena Alberca de Entrecanales Domecq e Hijos, Rosana Lisa de Lalomba y María Vargas de Marqués de Murrieta 

Hay que recordar que en 2018 esta misma publicación seleccionó a Paola Medina entre los 10 enólogos más importantes España y cuyo trabajo estaba cambiando por completo el panorama del vino en nuestro país. Decanter señalaba entonces que Paola Medina “representa la Sherry Revolution, aunando la energía de la juventud, un profundo respeto por la herencia recibida y un extraordinario conocimiento y creatividad”.  Así, Decanter afirmaba acerca del trabajo de la enóloga de Williams & Humbert: “Paola Medina es consciente de que es necesario poner el foco de atención en los vinos de calidad e integrar el vino de Jerez en la alta gastronomía, algo para lo que enóloga de Williams & Humbert está perfectamente posicionada.Medina cree que esos objetivos pueden ser alcanzados sólo con los vinos de calidad y ha explorado todas las posibilidades para crear esos vinos del futuro. Por ejemplo, los vinos de Jerez sin fortificar elaborados con uvas sobremaduras cultivadas cuidadosamente en la viña. O el Oloroso elaborado con mosto de gran calidad. O la recuperación del Pedro Ximénez y otras variedades del Marco. Pero la innovación más extraordinaria llevada a cabo por Paola Medina hasta ahora es la idea del Fino de añada, sustituyendo el tradicional sistema de Criaderas y Soleras (en el que vinos jóvenes y maduros se mezclan para mantener la consistencia del Jerez a lo largo del tiempo) por el sistema de crianza estática. Con este último sistema, los vinos son embotellados cuando la flor (una capa de levadura que flota sobre el vino protegiéndolo de la oxidación y que cambia el carácter del vino) está a punto de extinguirse. Esta flor es tan importante como el terroir y la viña, siendo un ecosistema en sí mismo que puede conducir a la excelencia. Sigue a Medina de cerca, si quieres disfrutar del vino de Jerez como nunca antes habías imaginado”

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.