Comenzamos una nueva campaña, como siempre y en primer lugar, llena de nuevas ilusiones, esperanzas, promesas, afanes y proyectos, también con las naturales dudas, temores ante lo desconocido y cautelas, como cada año. Quizá este sea un poco más complicado a la hora de hacer previsiones de futuro, terminamos, como ya les dije, una campaña rara, y la situación no cambia de la noche a la mañana. Las primeras perspectivas, según lo que tenemos en estos momentos, buenas, por no decir muy buenas, si se mantiene o no, el tiempo será quien lo diga.

Los principios son buenos, los precios en estos momentos están al alza, los vinos nuevos varietales tienen una gran demanda sobre todo por firmas francesas y alemanas y se van a pagar a precios muy altos, ya lo verán. El precio de los vinos tradicionales, eso si, con fermentación controlada, también apunta alto.

Ahora queda saber los precios de las uvas aún están por determinar en la mayoría de las zonas, ya que, aunque han abierto lagares, la mayoría son de cooperativas, que no tienen precio de uva, como es lo natural. 

Por cierto, y quiero hacer en este aspecto un inciso: ¿No creen que ya es hora de abandonar, tras veinte años, las pesetas definitivamente?, sí, sé que los precios se ponen con unos enrevesados decimales de euros, que al final, siempre, son traducidos en dos pesetas grado kilo (por ejemplo) más otras dos pesetas kilo de portes… Y esto, además, no es que lo digan las personas mayores, no, lo dicen hasta los jóvenes que no conocieron o lo hicieron muy poco, la peseta. Yo propongo, como se está haciendo con los cereales y muchos otros productos agrarios, hablar de toneladas, es mucho más fácil, o así lo creo yo, a 350 euros la tonelada o tonelada/grado, en lugar de kilo grado hablar d tonelada grado, creo que rápidamente se comprendería y es más fácil que decir, por ejemplo, también, a 0,000234 euros grado kilo. Creo que rápidamente se haría comprensible por todos y quitaríamos ya la peseta del vino, que es de los pocos sectores que aún la usa. Como se dice ahora: Yo ahí lo dejo….

Tras este paréntesis, que creo importante, continuando con el precio de las uvas, se comenta que algo superiores a los del año pasado serán, simplemente por influencia de la situación de los precios de los vinos. Hablo de Mancha, ya que, en otras zonas, no está ocurriendo esto, hay precios por debajo de los del año pasado, y se espera que en muchos otros cuando abran, igualmente serán más bajos. La Mancha, en sus diferentes zonas y denominaciones, en unas más que en otras y hablando sobre todo de la uva no acogida a denominación, siempre tiene una gran controversia, dificultad y protestas por el precio de la uva y, siendo importante, nadie lo discute, pero precisamente en La Mancha estamos hablando que a la venta sale, proporcionalmente una pequeña cantidad de uva, ya que, yo calculo que al menos un 80% se lleva a cooperativas, por lo que el precio y la discusión de la que se habla es para una pequeñísima parte de las uvas. Ya digo que tiene su importancia, pero es que muchas veces parece que se habla de toda la uva a un precio más alto o más bajo, cuando la cantidad no es tan grande.

Y hablando de futuro de la campaña, como siempre, y este año, como el pasado, aún más, influenciado por la pandemia, si definitivamente se abre o no la hostelería, si el turismo se decide a venir libremente, esta campaña de verano ya la hemos perdido prácticamente, aunque sea mejor que la pasada, seguirá siendo mucho peor que la del 2019. Las exportaciones van a ser decisivas, vamos a ver si de verdad Francia nos compra tanto como parece, que yo, sinceramente no creo, si quitamos los varietales. Pero todo dependerá de las exportaciones y la verdad es que, de momento no van mal, lo que hay que hacer es seguirlas así.

La cosecha, en cuanto a cantidad se refiere, se habla de algo menos, las cooperativas dieron 43 millones más o menos, Asaja 39 o 40. Yo en agosto no hago predicciones, en agosto y con estos calores la cepa siempre da mala cara y dependerá mucho de la climatología de los próximos 30 días, sobre todo, si llueve aumentará y si persiste el calor disminuirá, lo que hay que ver es qué proporción.

Tenemos por delante una animada pero complicada a lo largo del tiempo, campaña, vamos a partir con unas existencias entre las que hay y la cosecha, de unos 80 millones de hl. Dos arriba, dos abajo, y eso es mucha cantidad, vamos a ver si somos capaces de quitarlos de en medio….

¡¡¡Cuídense!!! Y ya saben, promocionemos el vino… MEJOR CON VINO

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *