• Las primeras previsiones estiman que serán una “ buena cosecha”
  • El Consejo Regulador  confirman la ausencia de enfermedades fúngicas 
  • La añada del 2021 ha  sido calificada como “muy buena”

Bollullos par del  Condado, a 30 de junio de 2022. Los racimos de las viñas del Condado de Huelva, que ya están cargados de uvas, presentan unas extraordinarias condiciones sanitarias derivadas de la adecuada lluvia recibida a principios del invierno,  a pesar de haber sido este seco en sus últimas semanas, así como con unas temperaturas moderadas en estas últimas semanas.

Teniendo en cuenta que durante la cosecha anterior aún se estaba recuperando la planta de los efectos del mildium, la viña presenta un aspecto más vigoroso por lo que todo hace indicar que el proceso vegetativo siga su adecuado cauce y posibilite una excelente cosecha. Hasta no conocer los datos de maduración de la uva que aporta el departamento de Bromatología de la Facultad de Farmarcia de Sevilla, no se podrá decidir el comienzo de la vendimia en las variedades más tempranas amparadas así como de la uva predominante en el Condado, la Zalema, que será a mediados o finales de agosto.  

Los técnicos del Consejo Regulador de las denominaciones de origen protegidas Condado de Huelva, vinagre del Condado de Huelva y vino Naranja del Condado de Huelva, confirman la ausencia de enfermedades fúngicas en las plantaciones tras los tratamiento preventivos ordinarios que se realizan a lo largo de todo el año, si bien, se está en constante observación de las plantas para prevenir cualquier ataque de los principales hongos que afectan a la vid. 

Por otra parte, el panel de cata del Consejo Regulador califica la añada 2021 como de “muy buena” en los vinos blancos amparados. Las condiciones muy favorables del clima han contribuido, por segundo año consecutivo a concebir “vinos muy equilibrados y con un carácter muy de la zona de influencia de Doñana” ha manifestado el presidente del Consejo Regulador de las denominaciones de origen protegida, Manuel Infante. 

Las catas de valoración de añada se han llevado a cabo en la sede del Consejo Regulador con un comité de cata con diferentes expertos enólogos seleccionados entre las propias bodegas amparadas y otros expertos externos pertenecientes a la Fundación para el Control de la Calidad Agroalimentaria de Andalucía (FCCAA).

La Fundación tiene por objeto asegurar los intereses colectivos de la protección del origen y calidad de los productos agroalimentarios amparados por las Denominaciones de Origen “Montilla – Moriles”, “Vinagre de Montilla – Moriles”, “Condado de Huelva”, “Vinagre de Condado de Huelva”, “Vino Naranja de Condado de Huelva”, “Málaga”, “Sierra de Málaga” y “Pasas de Málaga”, así como a cualquier otra denominación agroalimentaria que pudiera acogerse, para proporcionar a los consumidores y usuarios los principios de veracidad y demostrabilidad de la información que figura en el etiquetado y a los operadores las condiciones de competencia legal.

Sobre la denominación de Origen ‘Condado de Huelva’

En la actualidad, la Denominaciones de Origen Protegidas Condado de Huelva, Vinagre del Condado de Huelva y Vino Naranja del Condado de Huelva cuenta con un viñedo total de unas 2.600 hectáreas, siendo las variedades blancas las más representativas y de ésta la Zalema con el 83% del viñedo. Este viñedo se encuentra en dieciocho términos municipales: Almonte, Beas, Bollullos par del Condado, Bonares, Chucena, Gibraleón, Hinojos, La Palma del Condado, Lucena del Puerto, Manzanilla, Moguer, Niebla, Palos de la Frontera, Rociana del Condado, San Juan del Puerto, Trigueros, Villalba del Alcor y Villarrasa, amparando a veintiuna bodegas y cooperativas de la comarca. 

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.