Normalmente cuando los mercados empiezan a mostrar una tendencia, luego, los datos ratifican esa posición en la que estamos. Así las cosas vemos el último informe de la Interprofesional del Vino de España y del OEMV, y nos demuestran, o al menos inician la demostración de la situación de los mercados. Estos datos, el informe completo y las infografías las pueden ver y descargar en la página web de El Correo del Vino siguiente:

Sin profundizar excesivamente en los datos, que, como les digo, los pueden ver completos desde esa página, si hay que comentar algunos de ellos. Empezamos por el mercado interior, el doméstico, el de España, y vemos que, tras meses de subida tras la pandemia, vuelven a bajar las estimaciones y nos situamos ya por debajo de los 10 millones de hectólitros, 9,90 concretamente. Les recuerdo que antes de la pandemia llegamos a superar los 11 millones, pero lo peor es que la tendencia clara que teníamos en una subida constante desde hacía meses se ha roto.

Seguimos con las exportaciones, y en esto hay algo bueno y algo malo, lo bueno es que vamos incrementando el valor de nuestros vinos, cosa que siempre es agradable, y nos ayuda a seguir esforzándonos al saber que en el mundo se está dispuesto, en parte, a pagar algo más por nuestros vinos, señal de su calidad y del buen hacer de nuestras empresas exportadoras de vino. Lo malo es que el volumen baja, y que en los ocho primeros meses del año se hayan exportado solamente 13.843.556 hl. De vino es muy poco, difícilmente en los cuatro meses restante del año llegaremos a las cifras de exportación de otros años.

La producción en los dos primeros meses de campaña se sitúa en 25,8 millones de hl. Cifra similar a la del año pasado, que augura que la cosecha al final se sitúe cercana a los 40 millones de hl. Hay que tener en cuenta, al menos así me parece a mí, que este año en octubre se ha vendimiado proporcionalmente más que en otros años, todos recordamos que las vendimias se pararon debido al poco grado y a la espera de posibles lluvias, que en algunos sitios llegaron incrementando la producción y eso se verá reflejado en el próximo informe donde se incluya ya el mes de octubre. Les recuerdo que aunque les parezca raro hay algunas zonas donde la vendimia ha llegado a los primeros días de noviembre. Lo que ratifica una vendimia larga, no por cantidad, sino por lo que les he comentado anteriormente.

Las existencias, casi 62 millones de hl. A final de septiembre, 61.911.037 concretamente, cantidad incrementada con la del mes anterior, pero del todo normal al unirse la nueva vendimia en las existencias anteriores. Lo que hay que destacar aquí es que estas existencias son prácticamente las mismas que teníamos el año pasado en las mismas fechas. Lo que nos indica que, a pesar de la baja cosecha que tuvimos el año pasado, no hemos sido capaces de reducir existencias al cabo de un año, completo, y es, como digo, muy significativo de la situación que tenemos en estos momentos.

Hay que destacar también que en los dos primeros meses de campaña tanto la destilación como la vinagrería, ha sufrido unas importantes bajas del 17 y el 33,6% respectivamente. Una caída también importante.

Tiempo tenemos de ir comentando datos y situación y quizá sea tema de otro artículo, pero visto lo visto creo que deberíamos empezar a tomar medidas cuanto antes. La situación ya la vemos, es muy preocupante, para las fechas que estamos se opera poco y con precios a la baja. En fin, vamos a ir viendo, pero tengan en cuenta que debemos de hacer algo y a la mayor brevedad posible.

Cuídense mucho y ya saben, PROMOCIONEMOS EL VINO. SIEMPRE MEJOR CON VINO

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *