Después de 12 años de espera, el Boletín Oficial del Estado ha publicado la aprobación de la variedad morenillo en el Pliego de Condiciones de la DO

Pese a que la espera se ha dilatado 12 años, la Denominación de Origen Terra Alta ya cuenta con la variedad morenillo entre las variedades de uva autorizadas en su Pliego de Condiciones. El pasado viernes, la modificación del Pliego fue publicada en el BOE (Boletín Oficial del Estado), resolviendo así una reivindicación histórica del Consejo Regulador.


La voluntad del Consejo Regulador de incluir esta variedad en el Pliego de Condiciones responde a la prioridad de preservar las variedades de carácter emblemático, símbolos de identidad y tradición de la DO Terra Alta, así como aprovechar la diversidad y singularidad del terruño, y trabajar continuamente por la mejora de la calidad de sus productos amparados de acuerdo a las necesidades del mercado.

La morenillo, de la que se pueden encontrar cepas casi centenarias en la comarca, es una variedad que se adapta perfectamente a la climatología y al terruño de la DO Terra Alta. Además, algunas pruebas de consumo de carácter experimental, realizadas durante el tiempo de espera hasta su autorización, revelan que aporta unos parámetros organolépticos de mucha calidad y muy valorados, tanto por los técnicos como por el consumidor final. La morenillo suele ser descrita con complejidad y destacando atributos como la elegancia, la sutileza, el frescor, la acidez, el especiado y la delicadeza.

Actualmente no existe un registro oficial de viñas de morenillo en la comarca. Pese a que se calcula que debe haber unas 10 hectáreas plantadas, también se prevé que la superficie de morenillo sea superior a esta cifra. 

Los vinos elaborados con morenillo

La morenillo es una variedad de poco grado y poco color, que aporta mucha acidez a los vinos, así como una gran cantidad de aromas primarios, un atributo cada vez más valorado por el consumidor. Gracias a estos atributos y a su singularidad, puede ser la combinación perfecta pera las variedades tintas más representadas en la DO Terra Alta, como son la garnacha y la cariñena.

A partir de ahora, la posibilidad de hacer un coupage de estas variedades tan implantadas en la comarca con la morenillo ayudará a equilibrar y redondear los vinos de la Terra Alta, aportando acidez y frescura, y dotándolos de una expresión propia y diferenciada. 

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.