La necesidad de adaptarse a la situación generada por la crisis sanitaria que seguimos padeciendo obliga a esta denominación de origen a acudir en apoyo del sector vitícola y de los agricultores yeclanos. 

En este sentido, por segundo año consecutivo, la Denominación de Origen Protegida de los Vinos de Yecla ha tomado la decisión de eximir de pago de la tasa a la que sus agricultores inscritos están obligados.

Se trata de paliar en parte los perjuicios causados por la pandemia de COVID-19, que se han venido a sumar a la situación particular de un sector agrícola que no deja de luchar por adaptarse constantemente a las circunstancias adversas que atraviesa desde hace tiempo. 

En estos momentos, viticultores y bodegueros centran su atención en la vendimia de 2021, de la que podemos adelantar lo óptimo del estado de la uva y, salvo circunstancias climáticas adversas, de una calidad excelente. La producción prevista en esta campaña de 2021 puede ser similar a la anterior.

La vendimia de las variedades blancas más tempranas ─Chardonnay, Sauvignon blanc y Verdejo─ se llevó a cabo los días 11, 18 y 23 de agosto. Durante los primeros días de septiembre seguirá la vendimia del resto de uvas blancas y dará comienzo a las primeras partidas de uvas tintas de las variedades más tempranas, como Tempranillo, Merlot o Syrah. Se estima que en las últimas semanas del mes de septiembre se pueda comenzar con las primeras partidas de Monastrell.

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.