AGRUPA A 9 BODEGAS EN UN TÚNEL, CON EL VINO 100% DULCE MONASTRELL COMO PROTAGONISTA

Fue en el V Salón de Vinos Generosos que tuvo lugar en el Hotel InterContinental de Madrid el pasado lunes día 8 de marzo, donde el personal del CRDOP Jumilla acudió agrupando 9 bodegas elaboradoras de estos vinos tradicionales, y presentó distintas elaboraciones basadas en la Monastrell.

Los vinos Dulces DOP Jumilla sorprenden por sus taninos y calidez. Explosión de fruta y aromas acompañados de una singular acidez, que los hace ideales compañeros de aperitivos y postres, y también, para los más atrevidos, jugosas combinaciones en cócteles y platos creativos.

Estos vinos especiales, proceden de una selección de las mejores añadas, siendo la uva Monastrell la protagonista. Su proceso de elaboración se basa en mantener toda la fruta y aromas de la Monastrell DOP Jumilla.  

Los vinos presentes, fueron: Camelot Dulce 2016 de Bodegas Salzillo, Amatus Dulce Monastrell 2015 de Bodegas Bleda, Olivares Dulce 2017 de Bodegas Olivares, Silvano García Dulce Monastrell 2016 de Bodegas Silvano García, Casa de la Ermita Dulce Monastrell 2018 y Casa de la Ermita Dulce Blanco 2019 de Esencia Wines Cellars, Mainetes Dulce 2017, de Bodegas San Dionisio, Alceño Dulce 2016 de Bodegas Alceño, Torrecastillo Dulce 2015 de Bodegas Torrecastillo y Lacrima Christi de Bodegas BSI.  Todos ellos sin excepción sorprendieron al público asistente y dejaron a los catadores muy satisfechos.

El V Salón de vinos generosos de Madrid, reunió en el Hotel InterContinental a un numeroso compendio de prensa y amantes del vino, así como profesionales del sector de la distribución, canal HoReCa, y numerosos estudiantes.

El personal del Consejo Regulador valora la presencia en el mismo muy positiva, y espera continuar con su línea estratégica de puesta en valor de los vinos DOP Jumilla en el sector especializado, ofreciendo conocimiento de sus vinos más conocidos, basados en la Monastrell, así como nuevas creaciones en vinos Rosados, Blancos, Dulces y Dulces de licor.

Sobre la Denominación de Origen Protegida Jumilla 

La Denominación de Origen Protegida Jumilla posee una tradición vitivinícola que se remonta a los restos de vitis vinífera – junto a utensilios y restos arqueológicos- hallados en Jumilla originarios del año 3.000 a.C., siendo los más antiguos de Europa.

La zona de producción la delimitan, por un lado, el extremo sureste de la provincia de Albacete, que incluye los municipios de Montealegre del Castillo, Fuente Álamo, Ontur, Hellín, Albatana y Tobarra; por el otro, el norte de la provincia de Murcia, con el municipio de Jumilla. Una zona que se caracteriza por valles de gran extensión surcados por sierras de hasta 1.380 m. Un total de 17.000 hectáreas de viñedo, en su mayoría de secano, cultivado en vaso, y ubicado sobre suelos predominantemente calizos, en altitudes que varían entre los 320 y 900 metros.

El clima de esta zona es continental con influencia del Mediterráneo. Las escasas precipitaciones que apenas alcanzan los 300 mm al año y las más de 3.000 horas de sol, propician la escasa incidencia de plagas y enfermedades, lo que permite un alto porcentaje de cultivo ecológico.

En la DOP Jumilla se elaboran cinco clases de vino: tintos, rosados, blancos, dulces y vinos de licor, y prima la producción de variedades autóctonas. La uva Monastrell es la base del 70% de los vinos que se elaboran en esta Denominación de Origen Protegida.

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.