Tan solo se elaboran 2.000 botellas

Bodega Vega Real, perteneciente a Bodegas Barbadillo, lanza un Ribera del Duero atípico que no deja indiferente, más ligero y menos clásico, que atraerá a aquellos que buscan vinos expresivos y que les sorprendan.

Finca Vega Real está elaborado con uvas tintas procedentes de cepas de más de 70 años situados a unos 850 metros de altitud: una nueva interpretación de la Ribera del Duero.

Castrillo de Duero, Valladolid – 29 de marzo de 2023-. Bodega Vega Real, perteneciente a Bodegas Barbadillo, presenta Finca Vega Real, un Ribera del Duero atípico y diferenciado, que rompe las reglas del clasicismo para aventurarse en los territorios de la rebeldía más encantadora.

Utilizando como materia prima viñedos de más de 70 años situados a unos 850 metros de altitud de las fincas de Pradejón, Evaristo y Sardal -donde Luis Cuadrado, enólogo de Bodega Vega Real, selecciona y recolecta los racimos con la madurez perfecta para elaborarlo-, se presenta como una nueva interpretación del viñedo viejo de la Ribera del Duero en clave de frescura y fluidez. 

Finca Vega Real, del que se lanza al mercado una tirada de tan sólo 2.000 botellas, es el vino más disruptivo y atrevido de la bodega, y está dirigido a paladares experimentados, que huyen de los vinos con mucha presencia de madera y buscan vinos más expresivos y singulares. 

Un vino joven procedente de viñedos viejos en altitud

El territorio marca el carácter y se acentúa cuando hablamos de viñedos que datan de 1950. Podríamos decir que, más que pertenecer a la Ribera del Duero, Vega Real es parte de ella.

Tan atrevido que no deja indiferente, Finca Vega Real es un vino joven elaborado a través de métodos artesanales con uva tinta del país (tempranillo). Es el fruto de décadas de cuidados y protección de unas viñas de más de 70 años a través de una clara reinterpretación del “terroir” de la Ribera.

Este mimo y atención se extiende hasta el último paso del proceso de producción, en el que la pequeña bodega plasma su dimensión más humana, llevando a cabo procedimientos artesanales de manera pausada, escuchando el vino hasta alcanzar el producto final. 

En palabras de Luis Cuadrado, el enólogo de la bodega: “Finca Vega Real es el resultado de mostrar el vino de uva de cepas viejas, intentando rebajar a mínimos las interferencias de la elaboración y paso por madera”.

Rebeldía y finura

Su paso por barrica de roble francés le aporta ligeros aromas tostados de madera, muy sutiles, enmascarados por la potencia de la fruta: grosella, mora y ciruela. Presenta un intenso color granate con bordes violáceos y una gran estructura proporcionada por una tanicidad intensa, pero a la vez dulce y golosa, característicos de las cepas viejas.

Nueva identidad de Bodegas Vega Real

La puesta en valor del territorio y la ubicación privilegiada de la bodega es uno de los aspectos sobre los que Vega Real ha basado su cambio de imagen e identidad corporativa. De ahí la denominación “Finca” precedente al nombre de sus productos y gamas a partir de ahora, uno de los cambios más llamativos junto con la renovación de su logotipo.

Finca Vega Real es el primer lanzamiento de la bodega bajo la nueva denominación, con la que se pretende dar a conocer como una pequeña gran familia, con su enólogo -Luis Cuadrado- al frente, quien ha conseguido dotar a los vinos de esta bodega de gran personalidad gracias a su cuidado y medido trabajo a lo largo de los años desde la viña hasta la barrica.

Sobre Bodegas Vega Real. Fue fundada en 1997 y desde 2002 es parte de la familia Barbadillo. La bodega está situada en la localidad de Castrillo de Duero, el último pueblo de la provincia de Valladolid, en plena Milla de Oro de la Ribera del Duero. Vega Real interpreta la Ribera del Duero desde su mismo corazón, una tierra de contrastes, austera y apasionada, de la que salen algunos de los mejores vinos del mundo. Su filosofía se centra en elaborar vinos a partir de un profundo conocimiento del terroir de zonas como La Aguilera, Gumiel de Izán o Moradillo de Roa, y una forma de trabajo artesanal y a pequeña escala que permite un exhaustivo control del proceso de elaboración. Vega Real es una bodega de dimensión humana compuesta por un reducido equipo, pero enormemente implicado. Son una pequeña gran familia y una vuelta a los orígenes de Barbadillo. https://tienda.barbadillo.com/bodega/vega-real/

Sobre Bodegas Barbadillo. Fundada en 1821 en Sanlúcar de Barrameda, Bodegas Barbadillo cumple más de 200 años continuando con una tradición centenaria como bodega 100% familiar productora de las denominaciones de origen Jerez-Xérès-Sherry, Brandy de Jerez, Vinagre de Jerez, y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda, que lidera con una cuota de existencias superior al 50%. También es pionera en la elaboración de vinos de la Indicación geográfica protegida Vino de la Tierra de Cádiz. Actualmente Barbadillo se ha convertido en un grupo de gran proyección internacional que, además de desarrollar nuevos productos dentro de su zona geográfica, ha incorporado bodegas en otras Denominaciones de Origen como Bodegas y Viñedos Vega Real en la D.O. Ribera de Duero y Bodega Pirineos en la D.O. Somontano. Barbadillo cuenta con la primera y única certificación específica para el sector del vino en materia de sostenibilidad medioambiental, denominada Wineries for Climate Protection (WFCP).

Tras la reciente celebración de su bicentenario en 2021, Bodegas Barbadillo sigue rindiendo homenaje al paso del tiempo, cómo en cada uno de sus vinos se puede saborear el pasado, presente y futuro de la bodega. El paso del tiempo es el nexo de unión de todo lo que hoy significa Barbadillo. Más información en  www.barbadillo.com.

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *