El Consejo Regulador de la Ribera del Duero lamenta profundamente el fallecimiento de Javier Zaccagnini, quien fue Director Gerente de la Denominación de Origen desde 1992 a 1999. 

Natural de Jerez de la Frontera, se formó primero como ingeniero industrial y realizó un master en dirección de empresa. Contaba que llegó a la Ribera del Duero “casi por casualidad”, tras ser seleccionado por el Consejo Regulador para el cargo de dirección, sin relación previa con el mundo del vino. Hombre inquieto, inteligente y emprendedor, fue pronto consciente del gran potencial de la Ribera del Duero, del valor del viñedo y las características únicas de esta tierra, lo que le llevó a iniciar en 1999 una nueva etapa, con su gran amigo Mariano García, como bodeguero. En 1999 fundan Bodegas Aalto, un proyecto que dejó plenamente consolidado y convertido en un referente internacional de vino de calidad.

Sei Solo ha sido su última gran hazaña, una bodega en la que se une a su hijo Michael para elaborar sus vinos soñados, reflejo de su particular manera de entender la tierra, el viñedo, el proceso de elaboración, y el arte.

Javier Zaccagnini ha fallecido el domingo 8 de enero. La gran familia de Ribera del Duero le recordará siempre por su personalidad, carisma, creatividad, su humildad, su generosidad, su pasión por la música, el arte, la cultura, su forma de entender la vida, su profesionalidad y su sabiduría. Fue un gran compañero, un magistral bodeguero, un buen amigo y un ejemplar mentor.

Desde el Consejo Regulador trasmitimos nuestro cariño y apoyo a sus hijos, familiares y amigos.

Hasta siempre querido Zacca. 

Comparte en tus redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *